Estas podrían ser las diferentes maneras de jugar en Xbox en el futuro no muy lejano, donde las opciones sobrepasan a las generaciones

Como ya escribí hace un tiempo, el futuro de Xbox es prometedor en el ámbito del gaming, y ahora Windows Central ha recogido todos los rumores, dimes y diretes en cuanto al proyecto Xbox Scarlet. Jezz Corden, muy conocido en el mundo Xboxer, nos sorprende con nuevos rumores/filtraciones en cuanto al proyecto de la/las nueva/as Xbox que están aún sin anunciar. Si, has leído bien, “las”.

En cuanto al futuro más cercano y aunque Microsoft no haya soltado prenda todavía, ya el mismo medio, a través de una publicación de Thurrott, nos hablaba de una Xbox One sin lector para 2019, y planteamos (al menos yo) una pregunta a la comunidad: ¿esto es bueno o no?. Por mi parte es una opción, más, aún cuando ésto es un movimiento de Microsoft para sondar el mercado y la reacción de los consumidores, pero sinceramente, solo es una opción más.

Pero a parte de las consolas discless, ¿qué se sabe de proyecto Scarlet? Pues bien, el bueno de Jezz comenta que habría dos máquinas distintas, una que sería el modelo, digamos base o normal, y la otra mucho más potente, que sería la que daría el salto técnico más grande. La que pudiéramos llamar Xbox Scarlet base, tiene un nombre en clave diferente para el proyecto y se llama Lockhart, teniendo un hardware similar al de la actual Xbox One X (si, luego hablo de esto). La más potente y sucesora en cuanto a “generación” tendría el nombre en clave Anaconda.

En cuanto a Lockhart, según parece bajo el chasis encontraríamos algo similar a la actual Xbox One X, lo que para mi se ve algo totalmente innecesario. ¿Pero en tonces, será este moddelo discless, prescindiendo del lector y apostando por lo digital? Lo que parece ser cierto es que será más económica y seguramente la opción más escogida por los jugadores, más teniendo en cuenta que está en el aire, y nunca mejor dicho, el proyecto xCloud, lo que daría a entender que Microsoft ofrecerá sistemas híbridos que aprovecharía el poder de la nube además de un buen hardware de base para una mayor calidad.

En el nivel de detalle está la clave de la excelencia

Por lo que respecta a Anaconda, será el sistema más costoso; potencia bruta cuyo objetivo, según algunos rumores (o más bien deseos y ojo con lo que deseamos) tendría como objetivo los ya cada vez más presentes 4K nativos, con el plus de un rendimiento superior, a 60 FPS, algo que los jugadores preferimos (siempre que vaya fino) a tantas resoluciones. Para lograr esto, Microsoft ya está trabajando con AMD y por la seguridad que transmiten los mandamases de Xbox podemos esperar algo muy grande.

Pero para mi, la clave actual, además de tener un hardware compensado en cuanto a GPU y CPU, está en la velocidad de carga de datos. Xbox One X tiene un ancho de banda de memoria muy superior a sus otras máquinas y la principal competencia, pero quizás, además de un microprocesador algo mejorable, la clave está en el disco duro. Recientes artículos han demostrado cómo mejora la carga de texturas, de partidas y otras mejoras utilizando un disco SSD, que tiene una velocidad de acceso muy superior a los discos duros estándar. Los discos de estado sólido son muchísimo más rápido que los normales, aunque su precio (ahora mismo se está acercando a costes más económicos) es una barrera importante para montarlo con una capacidad equiparable a los estándar. Pero, ¿y si Microsoft llega a un acuerdo con algún fabricante y el coste se abarata? Los tiempos de carga de juego y texturas se reduciría drásticamente.

Xbox

Un sistema mucho más equilibrado y completo

Otras de las dudas que se plantean son siempre recurrentes, porque por un lado tenemos la tienda, que ya debería estar unificada apostando fuerte por el play anywhere que tanto ensalza la compañía en público, y por otro lado tenemos el dashboard. Lo de la tienda es un tema a parte que da para largo y tendido, ya que comprar un juego retrocompatible, o la store de windows 10 deberían mejorarse si o si. Digo esto porque hoy en día lo podemos hacer todo con el móvil, pero comprar un juego que ha llegado a la retrocompatibilidad no es posible desde la app, como tampoco usar el streaming con la consola en red local o wifi, algo que con xCloud se podría solventar en parte.

Pero el dashboard es uno de los temas pendientes de Microsoft, que aunque está haciendo un muy buen trabajo en cuanto al Game Pass, la retrocompatibilidad y adquisición de estudios para tener mayor contenido propio, su escritorio en la consola lleva lastrando fallos de diseño desde su concepción orientada a más centro multimedia que consola de videojuegos. Vale que pueda cargar la tienda, el Game Pass, publicaciones de la comunidad, pero a lo mejor, y digo a lo mejor como opinión personal, lo que queremos es encender la consola, que cargue rápido y tener los juegos accesibles de una manera mucho más vistosa y atractiva.

Abro debate: ¿Qué esperáis de las nuevas máquinas y servicios de Microsoft?