Dos usuarios reportan problemas de líquidos en su Xbox One.

Por internet ha corrido como la pólvora el reporte de dos usuarios de Xbox One con un problema sin duda curioso  y es que afirman que sus Xbox One tiene una fuga de líquidos y que al secarse se convierte en un compuesto pegajoso y de color blanquecino. (no penséis mal salidillos… 🙂 )

Lo primero de todo es que los usuarios de Xbox One no tenemos que preocuparnos de este problema ya que para nada es un error común, es más, de las mas de dos millones de Xbox One vendidas tan solo 2 unidades han sido las afectadas por esta incidencia.

Líquidos en Xbox One

Al parecer esa sustancia líquida se trata de la pasta térmica que se ha convertido en estado líquido por una alta temperatura dentro de sus Xbox One ocasionados probablemente por una mala ventilación de sus Xbox One al situarla debajo de algún elemento o encajonada sin ventilación alguna o bien a un fallo en los ventiladores de la Xbox One aumentando la temperatura del interior de la Xbox One después de gran cantidad de horas de tenerla encendida y en uso.

Por suerte no hay que preocuparse para nada ya que es una incidencia muy aislada y no se trata de un error común.

Sin lugar a duda las mayores incidencias en la Xbox One siguen siendo problemas con el lector de discos aunque gracias al servicio de soporte de Microsoft los problemas están siendo mínimos, especialmente después de la incertidumbre que todos teníamos después del inicio de Xbox 360 y sus famosas luces rojas.

¿Que pensáis de que tu Xbox One tenga una fuga de líquidos?