CrossfireX se estrenará en Xbox One de forma gratuita a finales del año 2020.

“For the very first time on console only on Xbox… This is CrossfireX” era el mensaje con el que a bombo y platillo Phil Spencer, máximo responsable de la división Xbox, daba a conocer en el E3 2019 la alianza con Smilegate Entertainment para traer por primera vez a occidente la ip Crossfire. De aquella puesta en escena solo recuerdo una cinemática que pasó sin pena ni gloria y un videojuego que me llamaría la atención meses después en su primer vistazo de gameplay durante el X019. Habiendo podido jugar esta última semana a la beta de CrossfireX debo decir que emosido engañados, los tráilers venden un caos de explosiones y frenetismo que no termina por verse reflejado al momento de jugar.

¡Que bien!… ¡Que mal!

No me gusta eso de juzgar un videojuego por lo que quiero que sea y con el éxito a sus espaldas que carga esta franquicia no es como que mi opinión vaya a cambiar los planes de Smilegate pero el hecho de que por lo menos los tres modos de juego ofrecidos en la beta se sientan tan desconectados hace que el pasar de uno a otro no sea especialmente divertido. Con más de 650 millones de jugadores en PC es que este fenómeno asiático desea hacerse un hueco en el mercado de consolas trayendo una propuesta con un estilo de juego similar a Counter-Strike que por lo menos en este primer contacto me ha dejado muy frío.

El primer modo de juego, Team Match, apela al Counter-Strike puro y duro con dos equipos enfrentándose entre sí, uno con el objetivo de colocar la bomba y el otro buscando impedirlo. Esta fórmula de juego es una bastante bien conocida y que el giro más destacado que propone es no poder esprintar, una limitación a la que cuesta adaptarse, especialmente si durante los últimos años como es mi caso te la has pasado yendo a toda prisa en videojuegos comos Apex Legends. El segundo modo de juego, Point Capture, apuesta por ventajas que podremos activar para ayudarnos en los combates y ahora si calentar las piernas al poder esprintar. El objetivo es llegar a un determinado número de bajas y capturar diferentes posiciones para que nuestro equipo se haga con la victoria. El tercer y último modo, Spectre, toma las ideas de Team Match pero pone a un equipo en el papel de lado de soldados casi invisibles que tendrán que plantar una bomba mientras el equipo rival trata de impedirlo.

Hay variedad pero es una lastima que ningún modo de juego llegue a enganchar completamente y se diferencian tanto entre sí que eso de saltar de uno a otro no lo veo como un escenario probable y termina por convertirse en elige un modo de juego y descarta los demás. Que CrossfireX apunte a diferentes estilos de juego es una decisión a la que de momento optaré por tener una posición neutral y mi única preocupación de cara a su estreno a finales de año es que el gunplay, ese sensación de ser el Jefe Maestro al disparar el rifle de asalto en Halo, cada encuentro en una partida en Warzone o el reventar a otro equipo con la R-301 en Apex Legends, aquí es inexistente y ni el control de las armas o del personaje motivan.

Que en su llegada a Xbox One el videojuego vaya a ser free to play no le garantiza nada y su amplio mercado en Asia tampoco implica que el nuevo público llegue corriendo a CrossfireX por el hecho de ser una novedad, este ha sido un primer contacto decepcionante pero dada la naturaleza de este tipo de videojuegos habrá que echarle semanas para definitivamente descubrir si tiene ese algo que le haga convertir en el próximo shooter competitivo en romperla. Como no, la campaña para un jugador desarrollada por Remedy también puede jugar un papel muy importante así que de mi parte aún dejaré a este CrossfireX dentro de mi lista de videojuegos a los cuales tener un ojo pegado durante los próximos meses.

Te animamos a visitar nuestra página web con frecuencia y a seguirnos a través de nuestras redes sociales para estar al tanto de las novedades que se den a conocer acerca de CrossfireX en los próximos meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.