La proveedora de componentes ha pronosticado una reducción del 10% en sus envíos, debido a la falta de materiales.

Continúan las malas noticias para todos aquellos que siguen con las ganas de conseguir una Xbox Series X|S o una PS5. La reciente pandemia de COVID-19 no deja de hacer estragos en las grandes proveedoras de componentes. La inmensa demanda que han tenido las consolas de nueva generación y la poca producción de unidades, ha hecho que saltar a la next-gen sea prácticamente imposible para muchos compradores. Según Foxconn, el futuro no pinta demasiado alentador. Es posible que la escasez de chips y componentes semiconductores continúe hasta el segundo trimestre de 2022.

Te puede interesar: 5 razones por las que los problemas de stock de Xbox Series X|S parece que continuarán en 2021

Para los que no la conozcan, Foxconn es la mayor fabricante de componentes electrónicos del mundo. Sus principales proveedores son grandes empresas como Google, Microsoft, HP, o Apple. Pero también produce componentes para Nintendo y Sony.

Foxconn

En unas declaraciones para el medio Asia Nikkei, el CEO de la empresa, Young Liu no se ha mostrado optimista de cara al próximo año. Vaticina unas inversiones a la baja en los meses que vienen: “El suministro en los dos primeros meses del trimestre ha sido correcto todavía, ya que nuestros clientes son todos muy grandes, pero empezaremos a ver cambios este mes”.

Además, Liu afirma que, actualmente, Foxconn prevé un 10% menos de envíos para el futuro. No obstante, también ha dicho que “el impacto sobre los pedidos que se cerraron hace tiempo es bastante limitado”. Sea como fuere, el CEO sigue convencido de que la escasez de semiconductores se extenderá hasta el segundo trimestre de 2022. Ha citado como prueba los informes de agencias externas.

Young Liu

Por el momento, no sabemos con seguridad cómo evolucionará esta situación ni si la fabricación y ensamblaje de unidades de consolas como Xbox Series X|S o PlayStation 5 llegará a tener un ritmo de producción constante. Phil Spencer, director de Xbox, afirmaba en febrero que espera que la escasez de consolas se mantenga al menos hasta junio.

Lo que sí que está claro es que esta crisis de componentes no solo está afectando al mercado de consolas, sino también al del automóvil, las tarjetas gráficas de ordenadores o los chips de teléfonos móviles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.