El parche para Xbox One X está en desarrollo y llegará muy pronto.

En este momento, Fortnite: Battle Royale funciona a 1800p y 60 fotogramas por segundo en Xbox One X. A pesar de ofrecer la capacidad de que títulos funcionen en 4K, no todos los juegos han tenido disponible esta mejora en la consola desde el comienzo, como es el caso de Fortnite. Pero eso pronto cambiará.

Durante una conferencia de desarrolladores celebrada esta semana en San Francisco, Epic Games organizó un panel titulado “Optimizing UE4 for Fortnite: Battle Royale” (Optimización de UE4 para Fortnite: Battle Royale), en el que se reveló que están solucionando problemas en Xbox One X, con el objetivo de aumentar la resolución del juego.

Más concretamente, Epic Games confirmó que actualmente está trabajando para que el juego funcione a 4K (2160p). La desarrolladora no reveló cuándo llegará el parche con el 4K a Xbox One X, pero sí hizo referencia a “un futuro cercano”. Y dada la velocidad con la que Epic Games funciona y saca contenido para Fortnite, seguramente lo tengamos muy pronto.

Epic Games también aprovechó la oportunidad para aclarar que en Xbox One X no se alcanzarán los 4K nativos, sino que el objetivo de esta resolución se alcanzará a través del “Temporal Anti Aliasing Upsample”. Básicamente, lo que esto hace es actualizar el máximo de framebuffers del juego con el fin de ofrecer un mayor número de píxeles a cómo lo haría utilizando otro modo. Esta táctica específica ha sido utilizada por muchos desarrolladores, y el resultado apenas se distingue de los 4K nativos.

Dado que Fortnite está lejos de ser el juego más espectacular en tecnología o gráficamente impresionante, la diferencia entre 4K y 1080p no es tan drástica o notable como en otros juegos. Sin embargo, para los usuarios de Xbox One X con una televisión 4K, será agradable tener otro juego que exprima un poco más su consola.