• Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

HISTORIA: las mentiras del franquismo y el madrid

flogo

Uno mas de la familia.
#1
Son muchos los antimadridistas que relacionan los títulos y los éxitos deportivos del Real Madrid con Franco. Es cierto que no hay que mezclar la politica con el futbol, pero hay algunos, que llegan al punto de tocarte las pelotas.


El Real Madrid se fundó en el año 1902, y desde su creación hasta la llegada de Franco (En 1936) obtuvo 18 Copas Regionales, 5 trofeos de Mancomunidades, 7 Copas del rey y 2 Ligas consecutivas. Esto se debe a que su presidente, D. Luís Usera fichó a grandes jugadores como Zamora (uno de los mejores porteros de la historia) Regueiro, Gaspar Rubio...



-1ª Argumentación-

En 1936 comienza la Guerra Civil y llega a España la figura de Francisco Franco. El cual todo el mundo piensa que era del Madrid, pero en realidad era del Atlético Aviación (At. Madrid). Este equipo era el equipo de los militares y del gobierno, durante la II República el Atlético estaba en segunda y cuando llegó Franco subió a primera, además hay escritos que demuestran que obligó a varios de los mejores jugadores de España en edad de servicio militar a fichar por el Atlético, además que falangistas como Suevos eran del Atlético también. Este equipo era el único que viajaba en avión, mientras que el Madrid y el resto de equipos lo hacían en autobús y pagándose ellos mismos la gasolina.

Mucha gente piensa que en cuanto Franco llegó al poder, el Real Madrid comenzó a ganar títulos, pero se equivocan. El primer año de franquismo que casualidad que ganó la liga el Atlético Aviación.

-2ª Argumentación-

En resumen, pasaron 21 años (17 de franquismo) para que ¡El Real Madrid ganara una liga! Increible, ¿verdad? En esos primeros 17 años de franquismo había 6 grandes equipos, y sus títulos fueron:
*Barcelona: 5 Ligas y 4 Copas = 9 títulos
*Valencia: 3 Ligas y 3 Copas = 6 títulos
*Athletic: 1 Liga y 4 Copas = 5 títulos
*Atlético: 4 Ligas y 0 Copas = 4 títulos
*R. Madrid: 1 Liga y 2 Copas = 3 títulos
*Sevilla: 1 Liga y 1 Copa = 2 títulos



-3ª Argumentación-

El hecho de que el Madrid ganara todo lo que ganó a continuación fue que consiguió el objetivo más importante en la historia del club, que fue ganarle el pulso al Barcelona en el fichaje de Alfredo Di Stéfano (quizás aquí si hubo algo de política), el mejor futbolista de la época y considerado hoy en día entre los 3 mejores de la historia. Y si al hecho de que Di Stéfano jugara en el Madrid se le suma que durante los próximos 20 años el Madrid fichó jugadores tan grandes como Gento, Puskas, Santa María, Amancio, Pirri, Santillana, Miguel Ángel y Juanito, podemos ver como el Madrid tuvo una plantilla con los mejores futbolistas capaces de ganar muchos títulos sin ayuda de nadie.



-4ª Argumentación-

Otro hecho importante es que en los últimos 21 años del franquismo, el Madrid ganó 13 títulos de liga, y el resto los consiguió el Barcelona y el Atlético, pero entonces cuando Franco murió en 1975 el Madrid debería haber dejado de ganar títulos, ya que no recibiría su ayuda, es más, por odio tendrían que haber hundido al Madrid y no dejarle ganar ningún otro título, pero no fue así, el Madrid continuó ganando 13 ligas más, y eso sin contar las Copas de Europa.



-5ª Argumentación-

Uno de los hechos más importantes que demuestran que el Madrid no recibió ayuda es que durante el franquismo, el Real Madrid ganó:
*6 Copas de Europa (5 de ellas consecutivamente)
*5 Copas de Europa de baloncesto
*1 Copas Intercontinentales
*2 Copas del mundo
En Europa todos los países odiaban a España y a Franco, por lo tanto jamás nos ayudarían a ganar la copa de Europa, en todo caso nos perjudicarían, pero no fue así, el Madrid ganó las copas honestamente. Y entonces si el Madrid fue capaz de ganar 6 copas de Europa, ¿por qué no iba a poder ganar la liga española?


-6ª Argumentación-

Se dice que el Madrid ganó los partidos por los arbitros. Un árbitro no puede hacer que un equipo gane 13 ligas, ni si quiera 1, como mucho puede hacer que gane partidos aislados. Además los árbitros no pueden influir tanto como para que Alfredo Di Stefano fuera el pichichi durante 5 temporadas con una media de 27 goles por temporada, o Puskas 4 temporadas máximo goleador con una media de 24 goles. Aunque incluso en este hecho también se está mal informado, ya que en 1960 el Real Madrid tuvo que jugar los octavos de final contra el Barcelona.
Quedaron 2-2 en Chamartín, y en campo del Barcelona quedaron 2-1, clasificándose el Barça, pero en ese partido al Madrid no se le pitó un claro penalti a favor y además se le anularon 4 goles injustamente. Entonces Franco debería haber mandado matar al árbitro llamado Mr. Ellis, o a la plantilla del Barcelona, y no fue así. (En mi opinión, esto fue para evitar que el R.Madrid ganase la sexta Copa de Europa consecutiva y evitar el debacle de la competición).
Otros 2 casos parecidos sucedieron en 1966 cuando el Madrid fue eliminado de la Copa de Europa por un penalti a Amancio que el árbitro Lloris no pitó, y lo mismo ocurrió en la final de la Copa del Rey contra el Barcelona.



-7ª Argumentación-

Todo el mundo sabe que el Barcelona es el eterno rival del Madrid; por lo tanto si Franco hubiera sido del Madrid, habría intentado hundir al Barcelona como equipo y no fue así. Durante el periodo franquista, desde el 39 hasta el 75, el Barcelona ganó en su conjunto como club:

-13 Campeonatos de España
-2 Copas Latinas
-17 Copas de Cataluña
-3 Copas de feria
-18 Copas del Rey
-11 Ligas.

Es decir un total de 64 títulos en 36 años, casi a 2 copas por año… Y el Madrid ganó 71 títulos en 36 años… Es decir hay una diferencia de 7 títulos solamente…
Pero si quitamos los 9 títulos europeos del Madrid vemos como dentro de España, donde únicamente tenía el poder Franco, el Barcelona supera por 2 copas al Madrid (64 a 62)..
Si yo hubiera sido Franco, y realmente hubiera sido del Madrid, con mi poder y autoridad si podía hacer ganar al Madrid, también podía hacer perder al Barça, pero sus 64 títulos demuestran que no fue así…



-8ª Argumentación-

Como he dicho al principio, el Madrid antes de la llegada de Franco ya había conseguido más de 32 trofeos, entre ellos ligas y copas del Rey, así que, ¿por qué no iba a poder ganar honestamente durante el franquismo, si antes de la dictadura ya era uno de los mejores equipos del país? Otra cosa sería que el Madrid no hubiera ganado absolutamente nada y fuera un club menor, y al llegar Franco se convirtiera en el mejor club del mundo de la noche a la mañana… Eso si sería sospechoso, pero no es el caso.



-9ª Argumentación-

Santiago Bernabeu tuvo un conflicto con dos falangistas en un partido del Real Madrid. El presidente terminó por echar del estadio a dichos generales. Por ese motivo, Santiago estuvo bastante tiempo amenazado por el franquismo
 

flogo

Uno mas de la familia.
#2
Respuesta: HISTORIA: las mentiras del franquismo y el madrid

2 cronicas del fichaje de diestefano

En 1953 Di Stéfano llegó a un acuerdo con el Fútbol Club Barcelona para incorporarse al equipo. El traspaso de River Plate al Barcelona fue en un principio autorizado por la FIFA. Sin embargo el club Millonarios de Bogotá, que era dueño de los derechos del jugador hasta 1954, según convenio firmado en el Pacto de Lima denunció la situación anómala del jugador a la FIFA. El 13 de mayo de 1953 llegó a Barcelona dispuesto a firmar su contrato, pero en medio de las dificultades con la Federación por el fichaje, Santiago Bernabéu, lo convencio para romper su acuerdo con el Barça e incorporarse al Real Madrid. Adicionalmente Millonarios de Bogotá había negociado directamente con el Real Madrid. El Barcelona hizo lo propio, pero el fichaje de Di Stéfano nunca se pudo completar por el Barça.

El 15 de septiembre la Federación Española optó por una decisión salomónica. Emitió un comunicado en el que autorizó a Di Stéfano a jugar cuatro temporadas en la Liga Española, dos en el Real Madrid y dos en el Barcelona. La comisión directiva del Barcelona, presidida por Enrique Martí, protestó por esta decisión y dimitió en pleno. La comisión gestora que la sucedió firmó un acuerdo con el Real Madrid, el 23 de octubre, en el que renunciaba a todos los derechos sobre Di Stéfano a cambio de una cantidad de dinero equivalente a la que se había gastado en ficharlo. Durante los tres meses en los que Di Stéfano permaneció en Barcelona, entrenó con la plantilla azulgrana y participó en tres partidos amistosos organizados por el club catalán, pero nunca vistiendo la camiseta barcelonista, por miedo a una sanción federativa. Curiosamente, Di Stéfano vistió la camiseta azulgrana años después, en dos partidos amistosos de homenaje, cuando ya era jugador del Real Madrid a todos los efectos.

Acerca de este fichaje hay diferentes versiones. Historiadores como Bernardo Salazar (Periodista de diario as, acostumbra a titular sus articulos commo " la verdad de ...") mantienen que el Barcelona cometió numerosos errores a la hora de enfocar la estrategia del fichaje del jugador argentino. Otras fuentes (indican que el Barcelona renunció al fichaje del jugador debido a las fuertes presiones ejercidas por el gobierno de Franco.)


Sus años dorados en el Real Madrid

Su debut con el Real Madrid se produce el 23 de septiembre de 1953 contra el Nancy de Francia, un partido que terminó en derrota por 4-2. Pero esta derrota no significó nada en el resto de su carrera, ya que su etapa madridista estuvo llena de éxitos.
La mayoría de historiadores están de acuerdo en afirmar que su fichaje por el Real Madrid cambió el rumbo del fútbol español y europeo. En 1953 el FC Barcelona era el claro dominador del fútbol español. El Real Madrid, en cambio, hacía 20 años que no lograba ganar la Liga española.

Con la llegada de Di Stéfano, el Real Madrid consiguió ocho de las siguientes 10 ligas (1953-54, 1954-55 (en esta temporada se produciría el famoso marcaje de Mangriñán en Chamartin el 12 de septiembre en un partido Real Madrid - Valencia C.F., y que finalizaría con la victoria "che" por 1-2), 1956-57, 1957-58, 1960-61, 1961-62, 1962-63, y 1963-64) y una Copa del Generalísimo (1961-62). Además, Di Stéfano se erigió como el máximo goleador de la liga en cinco campeonatos.

Pero sus grandes logros fueron a nivel internacional, donde consiguió 5 Copas de Europa consecutivas (consiguiendo además dos subcampeonatos) y una Copa Intercontinental. Su último partido oficial con el Real Madrid fue el 27 de mayo de 1964 en una derrota por 3-1 contra el Inter de Milán por la final de la Copa de Europa.

EL FICHAJE DE ALFREDO DI STÉFANO





Desde el año 1929 hasta 1953, el Real Madrid había ganado sólo dos de las 22 ligas disputadas. Ambas antes de la Guerra Civil y el Régimen de Franco. Desde el año 1953 en que llega al club Alfredo Di Stéfano, en once temporadas el Madrid ganó 8 ligas, dos Copas Latinas, Cinco Copas de Europa y una Copa Intercontinental. El fichaje de Di Stéfano se produjo después de una carrera entre el Real Madrid y el Barcelona por hacerse con sus servicios. Esto dio lugar a un conflicto en el que las autoridades deportivas llegaron a plantear que Di Stéfano jugara una temporadas en el Barcelona y otras en el Real Madrid. Su definitivo fichaje por Don Santiago Bernabéu y los posteriores resultados deportivos, es algo que los culés no han podido olvidar. En años posteriores, el barcelonismo ha clamado por una supuesta intervención del gobierno franquista que acabó beneficiando al Madrid. Sin embargo, nuevamente la realidad dista mucho de la visión de los barcelonistas sobre este asunto.



El "Pacto de Lima"



Alfredo Di Stéfano se había dado a conocer por la afición madridista cuando, en la celebración de las Bodas de Oro del Real Madrid en 1952, participó con su equipo de entonces, el Millonarios de Bogotá, que ganó el trofeo al vencer 4-2 al Real Madrid. La directiva del Madrid se interesó inmediatamente por el 9 de Millonarios, sin embargo los dirigentes del club señalaron la imposibilidad del traspaso de Di Stéfano debido a las causas del "Pacto de Lima", que ponían al jugador en una complicada situación contractual.



Alfredo Di Stéfano había nacido en Argentina el 4 de julio de 1926, a los 18 años consiguió entrar en los equipos juveniles del River Plate. En 1945 obtuvo su primera ficha de profesional al ser ascendido al equipo de "la tercera", pero destacó de tal forma que pasó al primer equipo, con el que ganó el campeonato. Después de un año cedido al Huracán, volvió al River Plate y en 1947 se convirtió en la sensación de la liga argentina convirtiéndose en máximo goleador con 27 goles. Con solo 21 años se convirtió con la selección de Argentina en Campeón de Sudamérica. Pero a partir de ese momento, la carrera deportiva de Di Stéfano cambia drásticamente. En 1947 el campeonato de liga argentino se ve alterado por una huelga convocada por Futbolistas Argentinos Agremiados. Alfredo Di Stéfano no volvería a jugar hasta mayo de 1949. Entonces su ánimo estaba mermado y su relación con la directiva riverplatense era pésima. Así, en agosto de 1949 Alfredo Di Stéfano se marcha a Colombia.



Por aquél entonces, el fútbol colombiano vivía una escisión. Los dirigentes del DIMAYOR -el equivalente a la LFP en España- se habían separado de la Federación Colombiana y habían creado la Asociación Colombiana, que comenzó a fichar jugadores, especialmente sudamericanos, a golpe de talonario. Uno de ellos fue Alfredo Di Stéfano que recaló en el Millonarios de Bogotá. los clubes de la Federación Colombiana reclamaron ante la FIFA, que no reconoció a los equipos de la recién formada Asociación. Pero el asunto se fue alargando hasta que el delegado de la FIFA, Ottorino Barassi consiguió que en el Congreso Suramericano de 1951 ambas partes alcanzaran un acuerdo que se conoció como "El Pacto de Lima". Según este pacto, la FIFA reconocía a los clubes la propiedad sobre los jugadores del conflicto hasta el 15 de octubre de 1954, con posibilidad de prolongar esta fecha hasta el 31 de diciembre de ese mismo año. Hasta esa fecha, los jugadores serían propiedad del club, pero una vez se cumpliera, los derechos de estos jugadores volverían a sus clubes de origen. Así, Alfredo Di Stéfano sería jugador de Millonarios hasta el 31 de diciembre de 1954 lo máximo, pero a partir del 1 de enero volvería a ser jugador de River Plate.



Así, Millonarios realizó giras de exhibición con Di Stéfano en sus filas, como la que le llevó a España por la celebración de los 50 primeros años del club blanco. En las navidades de ese mismo año, y aprovechando una visita a Chile, Di Stéfano se declara en rebeldía. Viaja a Buenos Aires y decide no volver a Colombia. Incluso se plantea abandonar el fútbol. Millonarios lo denuncia a la FIFA: el argentino, con contrato en vigor hasta el 31 de diciembre de 1954, había cobrado 4.000 dólares en concepto de anticipo. La FIFA comunica a las federaciones nacionales el asunto y advierten de la imposibilidad de ficharle. Por tanto, Di Stéfano inicia el año 1953 instalado en su Buenos Aires natal, habiéndose declarado en rebeldía contra Millonarios, sin posibilidad de ser fichado por otro club, y esperando a convertirse en jugador del River Plate nuevamente en cuanto se iniciara 1954. Esta era la situación del jugador cuando el Barcelona inicia las gestiones para hacerse con sus servicios.



El Barça "ficha" a Di Stéfano



En aquellos momento, y gracias al fichaje de Kubala, el Barcelona había consolidado su hegemonía en el fútbol español. Habían ganado las copas de 1951 y 1952 y la liga de 1951-52. Sin embargo, a comienzos de 1953 se le detectó una afección pulmonar a Kubala, que empezó un periplo médico de consultas, radiografías, análisis, etc. Varios doctores se mostraron pesimistas acerca del futuro deportivo del jugador. Ante la amenaza de quedarse sin la estrella que les había convertido en el equipo puntero de España, el presidente Enrique Martí encargó al secretario técnico José Samitier el fichaje de una figura que pudiera sustituir a Kubala. El Barcelona se fijó en Di Stéfano, e inició contactos con el River Plate, aunque en ese momento los derechos eran todavía de Millonarios. El presidente del Barcelona logró un acuerdo telefónico con River Plate según el cual por el pago de cuatro millones de la época se hacía con los servicios de Di Stéfano a partir del 1 de enero de 1955, es decir, cuando hubiera acabado su contrato con Millonarios que, a pesar de haber sido apartado de las negociaciones, seguía siendo el propietario del jugador.



Así, el 23 de mayo de 1953, Di Stéfano llega a Barcelona. Pero por aquél entonces se había producido la milagrosa recuperación de Kubala, gracias al cual el Barcelona se proclama campeón de Liga y de Copa. Por ello, el Barcelona fue invitado a la "Pequeña Copa del Mundo" que se celebraría en Caracas. El presidente barcelonista, Enrique Martí se llevaba como deberes solucionar el fichaje de Di Stéfano con Millonarios. En la entrevista que mantuvo con el presidente de Millonarios, Alfonso Seniors, éste exigió al dirigente azulgrana el pago de 27.000 dólares a cambio de ceder los derechos de su club sobre el jugador. El presidente del Barcelona se negó, y a su llegada a España llegó a declarar que si Millonarios no rebajaba sus exigencias, el Barcelona estaba dispuesto a tener a Di Stéfano una temporada sin jugar.


El Real Madrid entra en acción



En ese momento hace acto de aparición el Real Madrid. El Vicepresidente madridista, Álvaro Bustamante, envió a Bogotá a Raimundo Saporta con los 27.000 dólares que pedían a cambio de la cesión de los derechos del jugador. Una vez conseguidos estos, que convertían a Di Stéfano en jugador del Madrid hasta el 31 de diciembre de 1954, viajó a Buenos Aires con la idea hacerse con los derechos del jugador a partir del 1 de enero de 1955. Sin embargo, el que el Barcelona hubiera abonado ya dos de los cuatro millones de pesetas que pedía el River Plate por los derechos de Di Stéfano, dio al traste con la operación. Pese a todo, Raimundo Saporta consiguió del club argentino garantías de no ponerse del lado de ninguno de los dos clubes en caso de un futuro conflicto. Considerando que Di Stéfano era en ese momento jugador del Madrid, Saporta viaja a Barcelona y se pone en contacto con él. En ese momento Di Stéfano se sentía abandonado por el Barcelona, incapaz de encontrar una solución a su caso, por el hecho de que sólo había disputado tres partidos amistosos y por lo incierto de su futuro. Su entrevista con Saporta le devolvió la ilusión y el hecho de que Saporta le abonase sus primeras pesetas como jugador del Madrid alegró sobre todo a su mujer, preocupada ya por estirar el presupuesto familiar para llegar a fin de mes. Una semana después, el presidente de Millonarios se reunía con Don Santiago Bernabéu en Madrid, y quedaba así cerrado el traspaso al club blanco. Alfredo DiStéfano era jugador del Madrid... hasta el uno de enero de 1955



En resumen, el Real Madrid posé los derechos de DiStéfano al habérselos adquirido al Millonarios pero sólo hasta fin de 1954, al no haber podido adquirírselos al River Plate, pues se les había adelantado el Barcelona. Por su parte, el Barcelona no ha negociado con Millonarios, y ha pagado a River Plate el 50% de los que estos piden por los derechos del jugador a partir de 1955. Por ello, ninguno de los dos clubes podían tramitar la solicitud de licencia para el argentino en la Federación Española de Fútbol para la temporada 1953-54: el Barcelona necesitaba que el Madrid cediera sus derechos, y el Madrid no podía hacer otro tanto sin el visto bueno del River Plate, que había vendido sus derechos al Barcelona. La FIFA comunicó a la Federación Española que no se tramitara licencia ninguna a Di Stéfano mientras no se aclarara esta situación. Era necesario que ambos clubes llegaran a un acuerdo.

Alfredo Di Stéfano llega al Real Madrid.



Ante esta situación, el presidente azulgrana Enrique Martí pierde los nervios e intenta traspasar los derechos del Jugador a la Juventus de Turín sin informar a Di Stéfano, lo que indignó al jugador. Ante la negativa de la Juventud de entrar en negociaciones por un jugador con una situación tan complicada, el Barcelona se pone en contacto con River Plate y pide la anulación del contrato y la devolución de los dos millones de pesetas de una forma y modo poco acertados a lo que el River Plate se niega. La FIFA nombra como mediador a Armando Muñoz Calero, expresidente de la Federación Española de Fútbol y que tanto había hecho para que Kubala jugase en el Barcelona. Calero toma una decisión salomónica: Di Stéfano jugará en el Real Madrid las temporadas 1953-54 y 1955-56, y en el Barcelona las 1954-55 y 1956-57, tras esto, ambos equipos deberían ponerse de acuerdo en decidir el futuro del jugador.



En un principio, ambos clubes acatan la decisión. sin embargo, había surgido un nuevo problema: el 24 de agosto de 1953 había entrado en vigor una nueva disposición legal de la Delegación Nacional de Deportes según la cual se prohibía el fichaje de extranjeros desde esa fecha. Aquí será donde se produzca la única intervención gubernamental en el fichaje de Alfredo Di Stéfano: la aprobación por parte de la DND de la posibilidad de que se permita la contratación de aquellos jugadores extranjeros cuyo fichaje estuviera en negociaciones antes del día 22 de agosto de 1953 y que si bien es cierto permitió el fichaje de Di Stéfano por el Real Madrid para la temporada 1954-55, era una medida general para todos los clubes. Así, el holandés Faas Wilkes pudo fichar por el Valencia, el chileno Andrés Prieto por el Español y el Francés Carlos Ducasse por el Valladolid. La noche del 22 de septiembre de 1953 el Real Madrid presenta la ficha en la federación Castellana. Unas horas antes, el presidente del Barcelona había presentado su dimisión por los errores cometidos en el fichaje de Di Stéfano.



Su debut frente al Nancy el día siguiente no fue lo que se esperaba: el Madrid perdió 2-4 con un gol de un Di Stéfano con sobrepeso y en bajo estado de forma tras nueve meses sin haber jugado fútbol de competición. Sin embargo, a la quinta jornada de la liga el Madrid aventajaba en dos puntos al Barcelona. La Comisión Gestora que dirigía el Barcelona tras la dimisión de Martí decidió el 14 de octubre renunciar a todos sus derechos sobre Di Stéfano siempre y cuando el Madrid les compensara económicamente por los gastos que toda la gestión había producido al Barcelona. Las causas que llevaron a esta decisión podrían ser muchas (que el Barcelona, tras la recuperación de Kubala, ya no necesitara tanto los servicios de Di Stéfano; que al entrenador Daucik no le gustase el Di Stéfano que había visto en el Madrid; la imagen conflictiva que tenía el argentino) pero la que manifestó el presidente de la Junta Gestora del Barça fue que el Barça era un club demasiado importante para compartir un jugador con un equipo rival. Así, se negoció en Madrid con Bernabéu una solución definitiva. El 25 de octubre de 1953, antes del Real Madrid-Barcelona que se jugaba en Chamartín, en el momento en que ambos encabezaban la clasificación con diez puntos, los directivos de ambos clubes se reunieron y se procedió a la firma del documento según el cual el Barcelona renunciaba al jugador.



En el terreno de juego el Madrid, dirigido por el jugador que el Barcelona había rechazado, derrotaba 5-0 al Barcelona con dos goles de Di Stéfano. La edad de oro del Real Madrid en el fútbol nacional e internacional había comenzado.



Las mentiras del Barcelona.



El barcelonismo sigue haciendo referencia a unas supuestas intervenciones gubernamentales en beneficio del Real Madrid. Aunque eso fuera cierto, es una crítica poco apropiada viniendo de un club que sí se vio claramente beneficiado por las autoridades cuando concedieron rápidamente la nacionalidad española a Kubala para que pudiera jugar en el club catalán. Pero es que además, no es cierto. La principal culpa de que Di Stéfano recalara en el Real Madrid en lugar del Barcelona la tuvo el presidente de ésta entidad, Enric Martí al hablar con River Plate en lugar de Millonarios de Bogotá, quiénes eran propietarios en ese momento de los derechos del jugador, y a negarse a pagar posteriormente la cantidad que el club Colombiano le exigía. También fue culpa del Barcelona que el jugador se sintiera abandonado en la capital catalana.



En ningún caso el Madrid obró incorrectamente en todo este asunto. Cuando el club madrileño se apresta a fichar a Di Stéfano éste no era, ni mucho menos, jugador del Barcelona. De hecho, la actuación del Madrid fue más correcta que la del Barcelona: primero llegaron a un acuerdo con el club que tenía los derechos del jugador en ese momento. Luego intentaron llegar a un acuerdo con el que los tendría con posterioridad, pero que ya había llegado a un acuerdo con el Barça. Pese a quien pese, este acuerdo sólo convertiría a Di Stéfano en jugador barcelonista un año y medio después. Aunque pueda parecer ridículo, también hay que negar que los teléfonos usados por el Barcelona en sus gestiones en Sudamérica fueran intervenidos por orden del Real Madrid, pero esas mentiras también se ha extendido por parte de los culés (por ejemplo, en la Colección del Centenario del Fútbol Club Barcelona, tomo 11)



No hubo intervención del gobierno en favor del Madrid. Como se ha demostrado anteriormente, la decisión del DND de que Di Stéfano no se viera afectado por la normativa del 24 de agosto de 1953 no fue un privilegio concedido al jugador argentino, sino que fue una decisión aplicable a todos los jugadores extranjeros cuya ficha se hubiera empezado a tramitar antes de que esa normativa entrara en vigor, tal como se declara en el comunicado que a tal efecto hizo pública la DND el 19 de septiembre en el que en ningún caso, y en contra de lo que afirman los barcelonistas, se nombra directamente a Alfredo Di Stéfano.



No debe olvidarse que todo el clamor azulgrana sobre este asunto parte de lo que fue la historia del fútbol mundial después de que Di Stéfano llegara al Real Madrid. Pero en 1953 la realidad era que al Barcelona no le merecía la pena el fichaje del jugador. Les resultaba muy complicado y caro, tanto más después de que Kubala se recuperase. Además, Di Stéfano fue menospreciado por el club catalán tal como demuestra l trato que recibió durante su breve estancia en el mismo: llevaba casi un año sin jugar fútbol de competición, estaba en un bajo estado de forma, y arrastraba la imagen de un jugador conflictivo.



El rencor del barcelonismo y su deseo de ocultar bajo unas ficticias manipulaciones a favor del Madrid lo que no fue más que una serie de despistes por parte de sus dirigentes a la hora de gestionar el fichaje al argentino, sigue presente. En su página web oficial, en el apartado dedicado a su presidente Enric Martí se siguen sosteniendo las mismas mentiras: "El Barça, que había dado una paga y señal al River, club propietario de los derechos del astro argentino (mentira: el club propietario de los derechos de Di Stéfano era Millonarios, que llegó a un acuerdo con el Madrid), vio como el Real Madrid llegaba a un acuerdo con el Millonarios de Bogotá, equipo en el que Di Stefano jugaba como cedido (mentira: Di Stéfano no jugaba como "cedido", si no que fue fichado), con la intención de 'robar' el crac al Barça (Mentira: Di Stéfano no era jugador del Barcelona, el Madrid obró correctamente al negociar con el club que tenía en ese momento los derechos, y no con el que los tendría un año y medio después). A pesar de que a efectos legales la FIFA daba la razón a nuestro Club (Mentira: la FIFA declaró que ambos clubes tenían razón y demandó que hallaran una solución, de lo contrario ninguna federación podría tramitar su ficha) y que el argentino ya se había incorporado al Fútbol Club Barcelona, la Federación Española, presionada por los organismos estatales y por el Real Madrid, retuvo el transfer del jugador impidiendo así que Di Stefano se pudiera alinear oficialmente con el Barça (mentira: la verdad es que en ese momento los derechos del jugador pertenecían al Real Madrid). Esta situación se alargó durante más de tres meses hasta que se hizo insostenible y, finalmente, después de que la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes dictara una sentencia según la que se prohibía la contratación de jugadores extranjeros, el Fútbol Club Barcelona decidió vender el argentino a la Juventus (Eso es verdad... pero se olvidan señalar que la Juventud en ningún momento negoció con el Barcelona, por la prohibición de la FIFA) A pesar de todo este enredo, el Real Madrid no renunció a Di Stefano. Los organismos directivos del fútbol español no quisieron implicarse (Se contradicen: acaban de afirmar que la Federación Española no sólo intervenía, sino que lo hacía de manera partidista, "presionada por los organismos estatales y por el Real Madrid" ¿en qué quedamos?) y cedieron la responsabilidad al ex presidente de la Federación y miembro del comité ejecutivo de la FIFA, Armando Muñoz Calero(...que tanto hizo para que Kubala jugara en el Barça, hay que añadir), que tomó una decisión salomónica. El crac argentino jugaría con el Real Madrid las temporadas 1953-54 y 1955-56 y con el Barça las campañas 1954-55 y 1956-57. Inicialmente, el presidente blaugrana, Enric Martí, firmó el acuerdo, pero las múltiples críticas que recibió por este hecho provocaron su dimisión el 22 de septiembre de 1953. Pocas semanas después, el Fútbol Club Barcelona decidió renunciar al jugador y el Real Madrid se comprometió a pagar 4.400.000 pesetas a la entidad barcelonista".
 

flogo

Uno mas de la familia.
#3
Respuesta: HISTORIA: las mentiras del franquismo y el madrid

y encima con franco, 3 recalificaciones al farsa

El equipo formado por Ramallets, Basora, Kubala, César, Moreno, Manchón y otros necesitaba un recinto capaz de acoger toda la expectación que levantaba uno de los mejores conjuntos de Europa del momento. Poseedor de unos terrenos entre la Riera Blanca y la calle de la Maternidad, contemplados en las ordenanzas como zona urbanizable, el Barcelona planteó la necesidad de permutarlos por otros situados en la zona terminal de la Diagonal, reservados en los planes municipales para parques, jardines y zona deportiva. Antonio María Simarro, alcalde de la ciudad en 1951, y el presidente del Barça, Francisco Miró-Sans, acordaron la primera recalificación favorable al club.

Habría una segunda, que contó con la simpatía del gobernador civil Felipe Acedo Colunga, a quien Miró-Sans expresó públicamente su "más profundo agradecimiento" en una asamblea de socios, en 1955. Endeudado en más de 230 millones de pesetas, el club no tenía otra salida que vender Les Corts, considerado zona verde privada. Enrique Llaudet se entrevistó con el alcalde José María de Porcioles, solicitando recalificar esos terrenos. Se aprobó en el pleno municipal, y Porcioles fue nombrado soci d'honor por salvar la economía del Barça.

Habría una tercera recalificación, activada por el directivo Juan Gich ante Torcuato Fernández Miranda, aprobada por el Consejo de Ministros en 1965 y firmada, entre otros, por Francisco Franco, quien contribuyó así a evitar la quiebra azulgrana.
el Barcelona tuvo todos los favores del régimen franquista en sucesivas recalificaciones en los terrenos de Les Corts: El primero tuvo lugar en los 50, llevada a cabo bajo el mandato de Francisco Franco, lo que sirvió para acabar con la crisis financiera que el club padecía en dicha década. El acuerdo para la primera recalificación, aunque gestado entre otros protagonistas, se produjo con Antonio María Simarro en la alcaldía de Barcelona y Francisco Miró Sans en la presidencia del club. La segunda recalificación convirtió en soci d'honor al alcalde franquista José María de Porcioles e hizo posible que el Barça, entonces presidido por Enric Llaudet, enjugara su nueva deuda en los años 1960. Por fin, el presidente del Consejo de Ministros Torcuato Fernández Miranda, merced a su amistad con el directivo Juan Gich, hizo posible la tercera recalificación, en 1965. Todas estas recalificaciones fueron posibles gracias a los buenos contactos que tenía el Barcelona dentro del régimen, incluso teniendo presidentes franquistas el Barcelona, ellos que tantas pestes echan sobre el régimen. Un régimen al que no le tembló al mano a la hora de llamar al orden al presidente del supuesto "club del régimen" en 1968 sólo por decir: "A Vila Reyes lo admiro. Sólo por el hecho de presidir en Cataluña un club llamado Español, ya es digno de admiración".
y el que tenga dudas que visite la wiquipwedia del barcelona y vera como el franquismo lo acojio con los brazos abiertos