• Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

Facebreaker llega hoy a las tiendas

Antonio

Administrador
Miembro del equipo
#1
Electronic Arts Inc. (Nasdaq: ERTS) ha anunciado hoy que Facebreaker™ ha llegado a las tiendas de todo el mundo para la plataforma PS3 y la plataforma Xbox 360® de Microsoft. ( En España de momento no saldrá en x360 ). FaceBreaker K.O. Party para Wii™ aparecerá en Noviembre. Una nueva franquicia bajo el sello EA SPORTS Freestyle™, Facebreaker traerá de regreso la experiencia del boxeo arcade de la vieja escuela a esta nueva generación de jugadores. Espera lo inesperado con Facebreaker, un juego de acción lleno de carcajadas y unos personajes totalmente característicos.



Facebreaker te traslada a un mundo cartoon con una gráfica totalmente estilizada y unos personajes con una personalidad muy diferenciada que pelearán entre sí para comprobar quién es el dominador del ring. Añade una pequeña motivación personal a tus combates usando el editor de caras llamado Photo Game Face. Usa una cámara en Xbox LIVE o una cámara PLAYSTATION®Eye para crearte y personalizar a tu propio jugador directamente a tu consola. De forma alternativa, puedes usar una foto normal y compartirla en la Galería de boxeadores online. Podrás descargar a tu jugador creado en cuestión de segundos a través de EA SPORTS World (www.easportsworld.com) o elige entre los más de 30.000 jugadores que ya han sido creados desde que salió la demo el mes pasado.

Ríete a carcajadas mientras golpeas a tu adversario en la cara y compruebas como se va deformando su cara a tiempo real. Gracias a una combinación de golpes eficaces estarás preparado para lanzar tu Facebreaker, tu golpe letal con el cual tu presencia sobre el ring quedará demostrada. Provoca a tus adversarios y haz que pierdan la paciencia con una gran variedad de gestos que provocarán su máxima humillación. En Facebreaker, deformar la cara de tu adversario será un placer.
 
#4
Me parece que este juego va a pasar sin pena ni gloria por aqui...