La F1 está de vuelta en su máximo esplendor con novedades, mejoras y mucho espectáculo en F1 2020.

En un año en el que todas las competiciones deportivas se han visto azotadas por una situación excepcional, una crisis sanitaria que mantiene en vilo a todo el planeta, recibimos pequeños atisbos de un retorno a una nueva y aparente normalidad. Coincidiendo con la vuelta de una de esas disciplinas deportivas, la F1, Codemasters regresa un año más con su simulador basado en esta misma.

F1 2020 se lanza en Xbox One, PlayStation 4 y PC, ofreciendo así una vez más las carreras más trepidantes del mundo del motor en nuestras consolas. Codemasters sigue puliendo esta oferta año tras año, y lo cierto es que en esta ocasión está cerca de la perfección. De esta forma, el título supone uno de los simuladores más completos que hayamos podido jugar hasta la fecha tanto a nivel jugable como en posibilidades o contenido.

Así pues, las sensaciones tras bajarnos del monoplaza en este F1 2020 son extremadamente positivas, pues ofrece una de las mejores experiencias de conducción manteniéndose muy fiel a la realidad. No es como subirse a un coche de F1 real, pero está bastante cerca, salvando las distancias, claro está. Por ello, nos encontramos que tanto los circuitos, los pilotos como los monoplazas están recreados con un mimo y un detalle asombroso.

Como esta licencia se ha convertido en anual, sería bastante sencillo sacar el mismo producto con pequeños matices nuevos, como actualizar las escuderías, los pilotos o las normativas. Sin embargo, Codemasters no se contenta ni conforma con esa posición, por lo que ha trabajado duro para que esta nueva entrega ofrezca suficientes cambios para seguir mereciendo su compra, así como la confianza de sus seguidores. Con ese fin se ha mejorado el control y manejo de los coches, logrando así una mejor sensación de conducción, así como un pulido general del apartado. El resultado es una conducción más fina y realista en la cual influyen todos los factores del circuito, así como los meteorológicos.

En lo jugable a parte de esas mejoras para pulir el manejo, se han realizado una serie de cambios. Uno de ellos, lo encontramos en el ERS. Ahora resulta más sencillo de usar, ya que han simplificado esta característica y tan solo pulsando un botón activaremos o desactivaremos un extra de potencia que nos servirá para intentar adelantar a un oponente, o bien defendernos de uno. También es útil en el paso por curva, ya que nos da un empuje extra cuando salimos de los peraltes. No obstante, hay que ser bastante cuidadosos con este elemento, pues se agota a medida que lo usamos. Por ello, es primordial saber gestionar correctamente el ERS, no hay que usarlo a lo loco, sino en los momentos clave para que así nos sea posible alzarnos con la victoria.

Otro aspecto a tener en cuenta es la IA, la cual ha sufrido una mejora en su comportamiento. Ahora es más complicado que esta cometa algún error en la carrera o que nos arroyen como en los autos de choque, aunque en alguna ocasión sigue pasando. También es cierto que para seguir disfrutando de un reto realmente desafiante, hay que deshabilitar las ayudas automáticas y subir la dificultad al máximo. Esto es algo apto solamente para aquellos más avezados en la conducción, pero es dónde verdaderamente radica la esencia de este mágico circo del motor.

F1 2020 es un simulador realista, como hemos dicho anteriormente,  y a pesar de que esta entrega escala exponencialmente en estos valores, el juego es accesible para todos los públicos. Codemasters se ha asegurado de ello y para que así sea ha introducido un modo casual para nuevos jugadores. Esta modalidad permite a los más novatos disfrutar de la adrenalina de la F1 sin más preocupaciones que la de pisar el acelerador, ya que se reducen las sanciones y se aumentan las ayudas de conducción. Este es sin lugar a dudas un gran añadido que a más de una persona le permitirá iniciarse en la licencia.

En lo que se refiere a los circuitos, nos encontramos con los veintidós que conforman todos los grandes premios que se van acabar disputando este año. Entre ellos hay dos novedades. Se trata de Hanoi, el cual está localizado en Vietman, y Zandvoort, el cual está localizado en Holanda. Ambos trazados están muy bien recreados y suponen un aliciente bastante interesante, pues al ser dos incorporaciones recientes a la disciplina de la F1 no son muy conocidos.

Continuando con las novedades que podemos encontrar en esta entrega, tenemos el modo Mi Equipo. Esta es una incorporación muy interesante que vamos a pasar a desgranar  seguidamente, pues creemos que tiene mucha miga y que es un añadido muy destacable. El modo Mi Equipo, como en otros juegos de deportes, nos propone la posibilidad de crear nuestra propia escudería desde cero y llevarla a lo más alto compitiendo contra los equipos más fuertes de la parrilla, como: Ferrari, Mercedes, Red Bull, Renault, Honda…

En esta modalidad tendremos a nuestro alcance una gran cantidad de opciones, desde la posibilidad de personalizar nuestro coche, las marcas de nuestro equipo, así como el mono de nuestro piloto. Asimismo, nos es posible tomar una gran cantidad de decisiones o gestionar todos los aspectos de la escudería. Por ejemplo, los jugadores pueden escoger los patrocinadores, los fabricantes de los motores, los pilotos que desea tener en plantilla, así como otras opciones más. Eso sí, siempre habrá que tener en cuenta el presupuesto con el que cuenta nuestro equipo, el cual no es muy holgado al principio, puesto que también tenemos que llevar la parte administrativa o gestora de nuestro equipo.

Tras configurar todos los parámetros pertinentes referentes a la fundación o creación de nuestra escudería, podemos elegir como queremos afrontar o disputar las temporadas. Estas las podemos configurar en forma de simulación real, es decir, disputaremos cada uno de los entrenamientos, calificaciones y carreras; o bien también es posible acortar el número de carreras por temporada o incluso realizar menos test antes de los grandes premios. A medida que avanzamos en la disputa por el título, deberemos ir gestionando nuevos fichajes de pilotos y patrocinadores, así como mejorando nuestros monoplazas. Aunque para ello hay que ganar dinero, por lo que obtener unos buenos resultados en los grandes premios es importante.

En definitiva, el nuevo modo Mi Equipo ha sido un soplo de aire fresco a todo el conjunto de este producto, pues brinda otra perspectiva de esta gran disciplina además de una gran cantidad de horas de juego. Así pues, solamente tenemos buenas palabras en cuanto a esta modalidad de juego se refiere. Poco más que se puede decir al respecto, solo que esperemos que se quede por mucho tiempo en las entregas de la licencia.

Como habéis podido observar, el modo Mi Equipo nos ha encantado. Sin embargo, quizá pueda haber gente a la que no. Bueno que no cunda el pánico, pues F1 2020 sigue manteniendo todos los modos de juego de siempre: Mi Carrera, Contrarreloj, Grand  Prix, Modo Multijugador, entre otros… Para los que estén familiarizados con las entregas de esta licencia saben de buena mano lo que nos encontramos en cada una de estas opciones, aunque podemos resumirlas brevemente para aquellas personas que se inicien en la entrega de este año.

El modo Mi Carrera nos permite correr con nuestro propio piloto, comenzando desde F2, la categoría más baja, hasta llegar a la F1. De esta forma, podemos crear una experiencia más o menos personalizada para competir en la gran lucha por el título del Campeonato de Pilotos. Aquí ayudamos a nuestro equipo a mejorar el coche, respondemos a la prensa y gestionamos los reglajes del coche. Ahora tras probar Mi Equipo, esta modalidad nos parece un tanto limitada. No obstante, sigue siendo igual de divertida y entretenida. Por otro lado, tenemos los Grand Prix o Campeonatos que nos permiten disfrutar de una temporada de la categoría que queramos con el coche que escojamos. Como dato interesante del Grand Prix, podríamos decir que en él podemos subirnos a algunos de los monoplazas clásicos del pasado. Sin lugar a dudas, este es un aliciente muy atractivo.

Si en algún momento nos cansamos de correr solos en las distintas opciones para un jugador, también existen una gran cantidad de variantes multijugador. En esta vertiente encontramos la posibilidad de jugar a pantalla dividida con un amigo o familiar en la misma consola, o bien saltar al mundo del online. En el juego en línea, hay disponibles distintos eventos de carrera, campeonatos que se pueden disputar por temporadas o incluso un modo competitivo donde medir nuestro nivel de habilidad al volante. Esta modalidad competitiva mide o determina nuestra pericia con la Superlicencia, un nivel de rango, deportividad y conducción que define los jugadores con los que seremos emparejados en las distintas carreras online. Asimismo, F1 2020 añade otra faceta más a su vertiente en línea. Se trata del Podium Pass, un pase con recompensas al igual que el Pase de Batalla de Fortnite, TFT, Crash Tag Team Racing, Warzone, Valorant o cualquier otra propuesta multijugador en su gran mayoría F2P. Gracias al Podium Pass tendremos una sensación de progreso en esta vertiente de juego e iremos desbloqueando nuevos cosméticos con los cuales podremos personalizar nuestro coche o piloto. Comentar que los modos de un solo jugador también sirven para el progreso del Podium Pass.

En lo que refiere al apartado gráfico y técnico, F1 2020 presenta un acabado absolutamente deslumbrante. Todo luce estupendamente con unos modelados de infarto y una iluminación muy bien lograda, la cual se sale en ciertos momentos cuando la climatología está en su máximo esplendor (jornadas totalmente soleadas o incluso con lluvia intensa). Ciertamente, Codemasters ha sacado el máximo partido de la tecnología con la que ha trabajado y el nivel de recreación, así como de fidelidad, es muy alto. Asimismo, la interfaz de jugador ha sufrido algún que otro cambio, haciéndola más semejante a los datos que se muestran en las retransmisiones de la propia disciplina. Ahora tenemos información muy útil a nuestro alcance, como los tiempos por sectores. También se ha restructurado un poco los iconos o gráficos que se muestran en pantalla, para hacerlo más amigable y accesible.

El rendimiento de la entrega de este año es muy sobresaliente, puesto que la tasa de imágenes por segundo se mantiene muy estable durante el transcurso de las carreras. No obstante, una de las grandes pegas que le pondríamos en este sentido son las largas pantallas de carga que experimentamos. Así pues, Xbox One X es capaz de ejecutar el juego a una resolución de 4K y 60fps y Xbox One a una resolución de 1080p y 60fps.

Por último, F1 2020 destaca de una manera soberbia en su apartado sonoro. El título cuenta con un sonido envolvente de muy buena calidad, el cual recrea el ruido de los motores a la perfección. Esto favorece encarecidamente al ambiente que recrea el juego, así como a la propia fidelidad a la realidad que tanto hemos resaltado durante todo el texto.

Conclusiones

Nos atreveríamos a decir que F1 2020 es la mejor entrega de la licencia hasta la fecha, así como un gran referente dentro  de los simuladores de conducción. Codemasters ha pulido tanto la fórmula que ha logrado un producto absolutamente redondo, aportando novedades y mejoras suficientes como para mantener a sus seguidores contentos y satisfechos con otra entrega más. Por otro lado, el juego incluye suficientes alicientes y contenido como para que estemos enganchados al volante durante decenas de horas. Así pues, amantes de la F1 aquí tenéis vuestro videojuego, el más completo que podaís haber disfrutado jamás.

F1 2020

69,99€
9

Gráficos

8.5/10

Jugabilidad

9.0/10

Sonido

9.0/10

Duración/Diversión

9.5/10

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.