Esta medida tiene como fin recaudar dinero para mejorar la salud mental de los niños y “garantizar un mañana más pacífico”

Hace unas horas Robert Nardolillo III, representante republicano del Distrito 28 de Rhode Island, (uno de los 50 estados de EE.UU), anunció que pretende generar una iniciativa que relacionada al mundo gaming. Y es que el político estadounidense desea que se cobre un impuesto extra a todos los videojuegos que son calificados como Mature o Adults Only por el sistema americano Entertainment Software Rating Board.

El anuncio fue dado por Nadolillo en su cuenta de Facebook, y según lo publicado por el político, se pretende cobrar un 10% extra. A la vez, el dinero recaudado de la tasa iría destinado a mejorar las escuelas con el fin de que los institutos tengan consultorios y otros programas de salud mental para controlar la conductos de los estudiantes, en especial de aquellos que tienen un comportamiento agresivo.

“Hay evidencias de que los niños expuestos a videojuegos violentos a edades tempranas tienden a actuar de manera más agresiva que los que no. Este impuesto dará a las escuelas más recursos para ayudar a los estudiantes con esa agresividad de forma más positiva”, afirma Nardolillo en su comunicado.

La iniciativa de ley surge tras lo ocurrido el 14 de febrero del presente año en la escuela Stoneman Douglas, ubicada en Parkland, Florida, en el que 17 fallecieron en un tiroteo.
Por otra parte, Nardolillo también pertenece a la Asociación Nacional del Rifle, organismo de defensoría del uso de armas de Estados Unidos, por lo que no sería extraño que la iniciativa sea aprobada.