A mediados de mes Fortnite estrenó la temporada número uno de su capítulo dos.

Lo de que Fortnite iba a regresar luego de que un hoyo negro se tragara el videojuego era algo más que seguro, pero incluso con filtraciones previas a sus espaldas en Epic Games se las arreglaron para montar un evento que logró captar la atención de millones de jugadores, e incluso personas ajenas al medio. Parte de la culpa de que la sorpresa por Fortnite: Capítulo 2 no haya sido incluso más alta se la llevan los leakers o filtradores que anticiparon las novedades que esta nueva etapa para el videojuego traería consigo.

Y es ahora que se muestra una vez más la poca gracia que este tipo de cosas le causa a Epic Games, habiéndose dado a conocer la demanda que la compañía a interpuesto a Ronal Skyes, quien presuntamente habría violado un acuerdo de confidencialidad al revelar lo que sabía de Fortnie: Capítulo 2 tras haberlo probado a finales de septiembre. Los abogados de Epic informan que el usuario tan solo tres días después luego de participar en estas pruebas empezó a filtrar información a través de múltiples cuentas de Twitter.

La demanda presentada en un tribunal de Carolina del Norte también señala el hecho de que Epic Games aún está expuesta a los daños que esta persona pueda ocasionarles como resultado de la violación del acuerdo de confidencialidad y apropiarse indebidamente de los secretos comerciales de la compañía. Así que ya lo sabéis, en caso de que os toque un código para la beta de Halo: Infinite mejor no ir contándolo por redes… aunque en Comunidad Xbox recibiríamos encantados cualquier captura que podáis sacar 😀

Para estar al tanto de toda la actualidad acerca del sector del videojuego te invitamos a visitar nuestro sitio web con frecuencia y a seguirnos a través de nuestras redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.