Un precio más competitivo para una consola destinada a acompañarnos durante mucho tiempo.

Microsoft ha querido sentar un precedente lanzando dos consolas de nueva generación el próximo 10 de noviembre. Xbox Series X será la consola insignia de este lanzamiento, una consola de gama alta equipada con la última tecnología y capaz de hacer de los soñados 4K/60 fps un estándar en un futuro no muy lejano. Junto a ella, Xbox Series S jugará el papel de consola perfecta para los que no sean tan puritanos de los gráficos o para aquellos que quieran comprar una consola de nuevas y no sean tan jugones. Aunque las dos consolas tienen una arquitectura muy similar, Xbox Series S ofrecerá menos potencia bruta y menos memoria RAM, como bien sabemos todos. Sin embargo, para Phil Spencer, Series S puede ser la verdadera sorpresa de esta generación.

Xbox Series X se venderá más en el lanzamiento, pero Series S lo hará a largo plazo.

En una entrevista con nuestros compañeros de Kotaku, el jefe de la Xbox comparte sus intuiciones sobre la “hermana pequeña” de la nueva generación. Spencer, que tiene ambos modelos en casa, dice que está sorprendido por los resultados mostrados por Xbox Series S. Más rápida de encender y cargar juegos, ya que no muestra gráficos en 4K, cree que esta debería venderse a buen nivel junto con Xbox Series X.

“Creo que venderemos todas las unidades de ambas consolas que distribuyamos de primeras. Creo que la demanda excederá la oferta de reservas. Para nosotros y para la PlayStation, creo que es la cadena de suministro y fabricación la que dictará la cuota de mercado, más que cualquier otra cosa”, dijo Phil Spencer.

Aunque Xbox Series X será probablemente la más vendida en el lanzamiento, esa tendencia podría invertirse en los próximos meses. Por lo tanto, para Microsoft no sería sorprendente que Xbox Series S tome el control de la listas de ventas. Una filosofía en la que Microsoft se ha embarcado con la esperanza de abrir el mercado a nuevos jugadores y por lo tanto, conseguir más ventas.

“Creo que a medida que la generación avance debemos esperar que el precio realmente sea un factor importante para los jugadores y que por ello Xbox Series S se venda más. Tal vez comprar dos consolas de 500 dólares sea difícil para muchos usuarios, así que pensamos: “Oye, asegurémonos de tener algo para atraer a un segundo propietario de una consola”, finalizó Spencer.


Xbox Series S no es un problema para los desarrolladores.

Sin embargo, aunque el precio y la tecnología incorporada son únicos en el mercado, la diferencia de potencia entre Xbox Series X y Xbox Series S realmente marca la diferencia. Recientemente, fue Dave Cage quien habló sobre el tema. El jefe de Quantic Dream aseguró que los desarrolladores no harían ningún esfuerzo para optimizar sus juegos en dos arquitecturas, quedando bastante insatisfechos por su parte con la propuesta de Xbox. Sin embargo, este parece ser un tema que no importa en demasía a Phil Spencer.

No estoy preocupado. Tenemos pruebas en los juegos de PC que demuestran que es posible conseguir juegos absolutamente increíbles en PCs de gaming y que esos juegos se adapten a las capacidades del hardware de todo tipo de usuarios y máquinas.”

Que esto puede llevar mucho más trabajo que antes, no hay ninguna duda. El hecho de que tengas dos especificaciones de rendimiento ahora puede llevar a los estudios a no querer optimizar sus juegos. Pero hacemos esto porque queremos expandir el mercado y confío en que los estudios de terceros también hagan su labor y presenten sus productos en su mejor nivel.

Una política más clara la que va a seguir Microsoft en este tema. Una política algo radical para algunos, pero que debería encontrar bastante apoyo entre los estudios, ya que a más usuarios y consolas, más ventas. Por parte de los desarrolladores, algunos ya han expresado su opinión de que no hay problemas con este asunto.

Sea como sea, Xbox Series S será lanzada el 10 de noviembre por 299€ y Xbox Series X hará lo propio por 499€.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.