El sector del videojuego muestra signos de agotamiento, ¿han perdido la magia los juegos?

Podríamos decir que el sector del mundo de los videojuegos atraviesa desde hace unos años cierta crisis de identidad que se deja ver constantemente en muchos aspectos. Muchas compañías y estudios han perdido la magia, el punto de vista y la orientación. Ya no se tiene en cuenta lo más importante: el jugador, las emociones y la sensaciones de este. Estos puntos ya no son tan relevantes hoy en día como sí lo son las ventas.

Los jugadores más veteranos sabréis de lo que estoy hablando. Es difícil encontrar en los tiempos que corren un juego que realmente nos llegue, nos transmita o nos marque, como lo hacían anteriormente. Y no me malinterpretéis, no me hace falta rememorar muchos años atrás para citar un título que haya conseguido lo que comento. Es cierto, siguen saliendo juegos que están muy bien y realmente consiguen hacerse un hueco entre los demás lanzamientos, sin embargo, son pocos los que consiguen dejar huella.

the witcher 3

La sensación de jugar a un juego y ver que es algo diferente, sentir que no lo has jugado anteriormente. Tener una historia que realmente atrape y no se diluya con el paso de las horas, perderte en un universo creado por y para el disfrute y pasión de una afición, los videojuegos. Hablamos de sensaciones y emociones encontradas, algo que realmente marque y no transcienda en poco tiempo, que consiga estar presente incluso sin quererlo.

Esto que comento en el párrafo anterior se ha perdido, muchos de los lanzamientos actuales carecen de este elemento y después de jugarlo suelen quedar en el montón de experiencias jugadas sin más. Y en el mismo saco englobo todo, independientes y grandes títulos, a pesar de ser los independientes los que consiguen o intentan salvar dicha situación.

Las grandes sagas o nuevas ip’s se lanzan con miedo, con incertidumbre. Hay miedo por arriesgar y ofrecer nuevas formas de jugar, desmarcarse e innovar. ¿Quién tiene la culpa? En gran parte, la prensa y la comunidad de jugadores tóxica que siguen tendencias sin tener una opinión bien construida y la mayoría de las veces sin probar el material del cual despotrican.

Otro  punto a tratar respecto al párrafo anterior, es el monetario. Las grandes sagas que consiguen consolidarse se estiran y se alargan como un chicle hasta que pierde todo el sabor y gracia, no son capaces de parar en el momento exacto, y eso es porque se desarrollan sin ningún guión ni plan de desarrollo a largo plazo. El dinero corrompe hasta el más fuerte.

assassins-creed-the-ezio-collection

Y con todo esto quiero referirme a que actualmente me encuentro en una situación en la que pocos juegos me llenan y no sabes ni a que jugar, con ello quería compartir mi opinión y conocer las vuestras, que bien seguro habrá más de uno en está disyunción. Y no creo que sea cuestión de nuestras edades o que ya nos hayan dejado de gustar los juegos, más bien es que no se nota el mismo mimo y tino en ellos como si se imprimía anteriormente.

Para reforzar esta tesitura vengo a remitirme a una cuestión cada vez más preocupante, la nostalgia y las campañas de marketing. Las compañías no son capaces de hacernos llegar sus productos. Muchas veces nos encontramos productos finales que no se corresponden con lo que nos habían enseñado… Y digo que es preocupante, cuando un tráiler generado por un fan es capaz de despertarme más sentimientos y emociones que el generado por la propia compañía desarrolladora.

¿Dónde quedó la ilusión, el amor y la pasión en este aspecto? ¿Hacia dónde estamos yendo?

halo-metroid