Vamos a ver en más detalle lo que implica la llegada de Vergil a Devil May Cry 5 como personaje jugable, así como el battle theme que le han compuesto

Hace tiempo leí, no recuerdo donde, que Japón llega 10 años tarde a todo. Esto es bastante interpretable, sin embargo si nos fijamos en la banda sonora de Devil May Cry, es como vivir un back to the 00′. Las canciones más llamativas parecen sacadas de la época de mi adolescencia. Como era de esperar, el nuevo battle theme para Vergil, en su forma jugable, aboga una vez más por los ritmos de hace más de una década, aunque eso no es que tenga que ser algo malo. Es posible que Capcom apunte más a los adolescentes que vivimos Devil May Cry y Devil May Cry 3, que las nuevas generaciones. Con esta entrada, algo divagante, me pongo en antecedentes para analizar (tampoco es que sea músico, pero ahí está el nivel) la elaborada banda sonora de Devil May Cry 5.

Devil May Cry 5
Devil May Cry 5

Vergil llega bajo el ala de un tema titulado Bury the Light(Entierra la luz), bajo el sello, una vez más, de Casey Edwards. La canción presenta un ritmo entre metálico y electrónico, donde las guitarras lucen distorsión a modo de caos. Sin embargo, cuando la voz entra en escena todo el escenario se templa y el ritmo se relaja. No obstante, la misma voz tiene picos de agresividad e intensidad donde el ritmo se intensifica. La letra en si nos narra la historia de un hombre que lucha contra la herencia y el sino, un guerrero que se autodefine como la tormenta y la oscuridad pero con pesar, como asumiendo su condena. Todo este diseño de ritmo y letra viene a contarnos la psique de Vergil. Un personaje atormentado pero sereno. Alguien lleno de ira y resentimiento que prefiere mostrar una imagen de control.

Sin duda, Vergil es un personaje complejo con muchos matices a tener en cuenta. Es el hermano que no fue elegido, el que se perdió en un mundo lleno de peligros. Alguien que aprendió que la única forma de sobrevivir es amasar más poder que los demás. Todo esto lo podemos sacar sencillamente de una canción. Una melodía diseñada al milímetro para ampliar el lore. Sin embargo no es la primera vez que hacen esto en la franquicia. Pues cada canción dirigida a un personaje presenta la historia y personalidad de este. Nero tiene la canción principal del juego, Devil Trigger, mientras Dante presenta Subhuman y V luce Crimson Cloud.

Si escucháis cada uno de estos temas veréis como el ritmo y la letra acompañan la personalidad y origen de cada personaje. El punto en común entre todos ellos es la lucha interna, y la ira. Una ira que está más o menos bajo control según cada uno de ellos. Toda esta verborrea que os he presentado hoy es para romper una lanza a favor de la música como elemento clave de un videojuego. Como una canción es capaz de ampliar toda la experiencia y grabar en nuestra memoria a un personaje. Estoy bastante seguro de que si escucháis Devils Never Cry recordaréis perfectamente al joven, impertinente y temerario Dante de Devil May Cry 3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.