Los jefes de Sony aseguraron a los trabajadores que el trabajo de la siguiente generación no se vería afectado.

Parece que la noticia de la semana pasada de que Microsoft y Sony van a trabajar juntos en “soluciones basadas en la nube para experiencias de juego” fue una sorpresa tanto para muchos en PlayStation como para el resto de nosotros.

Una noticia aparecida hoy en Bloomberg afirma que muchos de los que trabajan en PlayStation fueron “sorprendidos” por la noticia, llegando incluso a informar de que los trabajadores de la división de juegos de Sony tuvieron que ser tranquilizados por los directivos y ejecutivos de que los planes no afectarían a la producción actual de hardware de la próxima generación.

La noticia afirma que las conversaciones y decisiones que condujeron al acuerdo fueron tomadas únicamente por el personal de alto nivel, dejando al resto de trabajadores sin poder opinar. Sony aún no ha confirmado estos detalles, pero ha dicho que los ejecutivos informarán a los accionistas mañana.

Curiosamente, parece que Nintendo también estaba estudiando la posibilidad de utilizar la plataforma en la nube de Microsoft Azure, según un tweet del analista Dave Gibson.