Os invitamos a opinar sobre cuáles de las peculiaridades que todos recordamos en la saga debe respetar Playground y cuáles debe cambiar… o eliminar

Aunque sigue siendo un rumor (a voces, pero un rumor) cada vez son más las fuentes cercanas a Microsoft que dan por hecho que lo nuevo en que está trabajando Playground Games es la resurrección de la saga Fable.

Antes de entrar en materia, pongámonos al día: Playground, de sobra conocidos por la saga de conducción Forza Horizon, uno de los actuales puntales de IPs propias de Xbox y que desde hace unos meses ya es estudio first party de Microsoft, hará ya algo más de un año que desveló que ampliaba miras más allá de la fantástica saga de coches (de la que por supuesto continuarán al frente) y para ello no escatimaron medios.

Una muestra de las nuevas oficinas de Playground en Warwickshire

Pasaron de ocupar unas oficinas en un edificio a comprar el edificio entero, situado en Leamington Spa, Warwickshire, (Inglaterra). Duplicaron la plantilla contratando a personal de diversa procedencia (ojo al dato: en este nuevo equipo dentro de Playground hay ex miembros de Lionhead, de Bioware y de Rare; casi ná) y anunciaron que formaban un nuevo equipo para trabajar en un nuevo juego (los que estaban con los Forza Horizon, seguirán con los futuros Forza Horizon. Ignorad por tanto a los que comentan “¿cómo unos tíos que hacen juegos de coches van a saber de RPG?…” que han escuchado campanas pero no saben por dónde; no son los mismos). Para más señas RPG, mundo abierto y triple A.

Precioso arte conceptual… que ojalá se convierta en realidad.

Casi inmediatamente se dispararon los rumores (y las pulsaciones de los fans): ese RPG podría tratarse de la vuelta de Fable. Bien un reboot (un “reinicio” de la saga) o bien la cuarta entrega… pero Fable podría ser el nuevo juego (del nuevo equipo) de Playground.

Ha pasado mucho tiempo desde el último Fable numerado, Fable III, que salió en 2010. Hubo después un fallido intento de adaptar la saga a kinect, Fable Journey, que no funcionó nada bien y un intento de hacerlo un juego online, Fable Legends, que ni llegó a salir pues como todos recordáis fue cancelado y supuso la desaparición del estudio creador de la saga, Lionhead.

“Fable Journey” para kinect, y “Fable Legends”, online cancelado. Los últimos Fables conocidos…

Por tanto tomemos como referencia los tres juegos principales, sobre todo 2 y 3, que asentaron y pulieron la mayoría de las bases de la saga creadas en el primero. Sobre estos tres juegos se cimentó la pequeña gran leyenda de Fable, una marca, una IP, que para muchos fans es tan santo y seña de Xbox como pueden ser Halo o Gears of War, aunque mucho peor tratada que estas dos al menos en esta generación.

En la segunda entrega se asentaron, ampliaron, fijaron y cobraron brillo y esplendor todas las cualidades de la saga. Para muchos fans, el mejor Fable

Así pues, fijados ya los antecedentes, vamos al debate. Queremos saber un poco vuestra visión de cómo debería ser este nuevo Fable de Playground. Pasado el tiempo y con una máquina mucho más poderosa, con nuevas mecánicas y forma de hacer los juegos que han aparecido en estos años transcurridos, vistos los errores y aciertos de entregas anteriores, ¿qué cambiaríais? ¿…y qué no?

La opinión importante es la vuestra pero, para marcar una guía sobre la que movernos, destaquemos algunas de las características más importantes de la trilogía y debatamos sobre ellas (por supuesto, cualquier otro aspecto que se nos haya pasado y consideréis importante, podéis resaltarlo):

¿Ganas de volver a Albión?… ¡Vamos allá!
  • La magia, el cuento de hadas:

Fable, ya viene implícito en el título, es un cuento mágico. No es infantil ya que trata aspectos como el sexo, el matrimonio, la vejez o la muerte. Y en los combates hay sangre (a veces mucha). Pero su aire de fantasía clásica con hadas, puertas mágicas, cofres del tesoro, héroes, trolls y duendes… ¿debe mantenerse o deberían hacerlo más oscuro, más realista (dentro de lo fantástico)? Y no sólo me refiero a lore o historia. Gráficamente, ¿tiraríais más por lo realista a lo The Witcher 3 o mantendríais su aspecto un poco cartoon?

¿Fantasía clásica desbordante… o lo hacemos un poco más realista?
  • El humor…(inglés o no):

Imposible no hablar de los Fable de Lionhead y su gran carga de humor. A veces muy espeso (esos pedos y eructos…) pero a veces muy sutil, muy irónico y divertido. Peter Molyneux y los suyos imprimieron en sus juegos una gran capa de flema británica que hacía que que muchas veces nos sintiéramos jugando una historia absurda y desternillante (la misión de los jugadores de rol en Fable III es impagable, con una brillante y mordaz crítica hacia nosotros mismos; los jugadores).

Para algunos ese humor es irrenunciable, inseparable de Fable, ya que además creaba un genial contraste con los (muchos) momentos duros y trágicos que tenían los juegos. Para otros lo infantilizaba y hacía que mucha gente no se acercara a la saga por considerarla “poco seria”. A debatir…

Humor, fino o grueso según momentos, pero en Fable siempre hubo mucho humor…¿se debería mantener, cambiar o eliminar?
  • El componente social. La aventura de vivir:

Fable no sólo iba de correr aventuras, hacer misiones y derrotar a los malos. Era también vivir una vida. En todos empiezas como niño/niña o adolescente y acabas siendo viejo, con tus visibles cicatrices para recordar tus derrotas, tu pelo canoso y la herencia que hubieses dejado. Porque podías casarte, tener hijos, comprar una casa (o muchas y crear un imperio inmobiliario)… vivir era una aventura en sí misma. Había duros trabajos para los primeros tiempos cuando el oro escaseaba (herrero, pastelero, leñador…), tenías que cuidar de la felicidad de la familia o tu cónyuge podía pedirte el divorcio (teniendo que pasarle una manutención)… en fin, vivir.

¿Lo mantendríais, lo cambiaríais de alguna forma, o eliminaríais todo el aspecto social (que para algunos sobraba, “para eso ya tengo Los Sims”, decían)?

Busca un trabajo, compra una casa, cásate, ten hijos… “ey, pero ¿yo no había venido a dar espadazos y matar monstruos?”. En Fable, la gran aventura es vivir.
  • La moralidad, el bien y el mal… que se ven:

Fable fue de los primeros juegos en que el bien y el mal eran opciones válidas para el jugador. Podemos a llegar a ser un héroe, un santo para el pueblo y nos apludirán y vitorearán a nuestro paso. Pero también podemos llegar a ser el terror del reino haciendo que las gentes huyan despavoridas a encerrarse en sus casas sólo con nuestra llegada; el monstruo con el que las mamás amenazan a los niños que no quieren comer…

Pero además esa dualidad, ese espíritu bondadoso o maligno que fuésemos formando con nuestras acciones, se reflejaban en nuestro personaje. Si te mantenías más o menos en la neutralidad, no (cambiabas pero por otros aspectos como la fuerza, la magia o el mero hecho del paso del tiempo). Pero si llegabas a ser muy bueno aparecían un halo de santo sobre la cabeza y unas alas de ángel. O cuernos, rabo de diablo y una nube de moscas negras a tu alrededor si eras un personaje malvado y cruel.

Para algunos, demasiado obvio y simple; la moralidad debería ser, como en la vida real, algo más íntimo, más interno del juego y no tan exteriorizado. Para otros era parte de la diversión, una seña de identidad de la saga (como bien reflejaban las portadas del uno y del dos) y fundamental para darle más sentido a tus aventuras. ¿Cambiaríais algo de esto?

El bien y el mal se reflejan en nuestro aspecto…¿demasiado obvio, debería ser algo más interno? ¿O es irrenunciable?
  • Mi perro… siempre conmigo:

No estaba en el primero… pero llegó en Fable 2 para quedarse. Nuestro fiel amigo apareció para dar forma a uno de los deseos que Molyneux quería ver reflejado en sus juegos y que en la primera entrega no pudo llevar a cabo del todo: la total ausencia de iconos, gps o símbolos en pantalla (también en el 2 un leve rastro dorado apareció para guiarnos en sustitución del minimapa y se quedó en la saga).

Nuestro perro en Fable 2, aparte de jugar un papel emocional fundamental (sobre todo en el final, que obviamente no desvelaremos) nos servía de guía, nos indicaba dónde estaban los enemigos, los tesoros ocultos… Algo que se perfeccionó en el 3 con los Libros de entrenamiento, donde podíamos mejorar a nuestro perro en diferentes aptitudes (exploración, combate o carisma para hacer más truquitos…)

En Fable III ya podíamos elegir raza, mejorar sus aptitudes, ponerle nombre… (sí, qué pasa; es el mío y soy fan de Fallout, ¿ok?)

Sus magníficas animaciones (en el 3 ya parece que está vivo) y el hecho de que también cambiase con nuestra moralidad (de color más claro y carácter más apacible cuanto más bondadosos éramos; más oscuro, fiero y gruñón cuanto más malvados) nos hizo cogerle un cariño tremendo… aunque a algunos les gustaría más que fuese opcional llevarlo (como Albóndiga en la saga Fallout) o incluso que desapareciera…

Tu perro siempre contigo. Olfatea tesoros enterrados, ayuda en combate, hace monerías… ¿inseparable, opcional o fuera del todo?
  • El mundo: ¿qué cambiar? Y la época: ¿volver a la antiguedad o avanzar?

La saga creó su propio mundo imaginario, Albión. Claramente basado en la Inglaterra mítica, con Bowerstone como capital y muchos territorios adyacentes. Incluso en el 3 visitábamos otro país, la lejana y exótica Aurora.

Al pasar la trilogía por varias épocas, hemos visto sus ciudades crecer y su mundo cambiar. De hecho, uno de los aspectos más destacables de la saga es que siempre cambia algo en su mundo: en el 2 había un lago que luego se secaba, desvelando unas ruinas. O en el 3 podíamos financiar la construcción  de un puente que nos daba acceso a toda una nueva zona, que a su vez, ayudando a unos precarios colonos, podíamos volver a cambiar, viendo crecer y prosperar una aldea…

Un mundo cambiante; ¿cómo podría evolucionar éso con las nuevas tecnologías y la Xbox One, donde ya  hemos vistos mundos abiertos enormes?

En Fable III por fin salíamos de la británica Albión y visitábamos otro país, la exótica y desértica tierra de Aurora.

Y en cuanto a las épocas, aunque como decimos era un mundo imaginario, se puede decir que pasó por una época cercana al alto medievo (Fable), un post-renacimiento (Fable II) y un amanecer de la era industrial (Fable III). Cuentan que las ideas de Lionhead para su futuro Fable IV pasaban por situarlo en un Albión análogo a la Primera Guerra Mundial. Pero, ¿qué planes tendrá Playground? ¿Volveremos al pasado, con las armaduras y sin las armas de fuego que aparecieron en el 2? ¿Dónde y cómo lo situaríais vosotros?

El primero fue en una época mediaval, el segundo renacentista y el tercero preindustrial… ¿dónde y cúando lo situará Playground?

Y ahora os toca a vosotros. Hay muchos más aspectos que podríamos señalar para debatir (combate, magias, habilidades) y nos encantará que opinéis sobre todo ello. Hemos destacado sólo unos cuantos para no extendernos, pero la palabra es vuestra ahora, fans de la saga.

Para muchos (me incluyo, por si aún hacía falta especificarlo) Fable es una saga inolvidable, que debería volver a su casa, Xbox, por la puerta grande. No se nos ocurre nada mejor que un triple A en manos del increíble equipo que ha formado Playground Games. Pero si al final se confirma muchas cosas cambiarán, queramos o no. ¿Cuáles? Ésa es la cuestión y no es una cuestión pequeña para los que pateábamos pollos de niños en el primer Fable y llegamos a ser reyes en el tercero.

Podéis dejar vuestros comentarios aquí mismo o pasaros por nuestra página de Facebook o  nuestro Twitter.