La historia que pretende brindarnos Crossout nos lleva a visitar diferentes localizaciones de manera solitaria o con un amigo gracias a su cooperativo.

Uno de esos juegos que se van forjando despacito y madurando lentamente es Crossout, un título free to play con una estética que indudablemente recuerda a obras como Mad Max. Su propuesta de destrucción por el desierto con coches post-apocalípticos customizados para la ocasión va a dejar de ser un reclamo para el usuario acostumbrado a sus partidas competitivas online para convertirse en toda una historia narrativa que acontece en Blood Rocks, el escenario más grande de todos los mostrados hasta el momento con 16 kilómetros cuadrados de desierto para explorar.

La trama nos pone en un momento decisivo de los habitantes de Wasteland, los cuales comienzas a delirar y a sufrir alucinaciones hasta tal punto de matarse los unos a los otros sin razón aparente. Nosotros sobrevivimos a esta locura, pero por desgracia no recordamos nada de nuestro pasado. Con esta premisa, deberemos viajar por todas las localizaciones posibles intentando recordar nuestra vida anterior, forjando relaciones con otros supervivientes e investigando el motivo por el cual todos los ciudadanos se atacaron entre sí. Como punto a favor de este modo campaña de Crossout, podremos jugar sólos o con un amigo a través de las múltiples misiones, tareas secundarias y recolección de materiales que el juego ofrece.

 

Sólo los poseedores de una beta cerrada pueden comenzar a jugar ya a este modo campaña de Crossout, aunque posteriormente todos aquellos interesados podremos acceder a este peculiar modo. Y ojo, más vale que participéis en esta modalidad si eres fan del título de Targem Games y Gaijin Entertainment , ya que podrás obtener recompensas como adornos decorativos o nuevas armas que fabricar.