En una operación por un valor aproximado de 2,2 millones de libras.

Según informa GamesIndustry.biz, The Sumo Group, empresa matriz del estudio con sede en el Reino Unido, Sumo Digital, ha adquirido al estudio detrás de Everybody’s Gone to the Rapture y Dear Esther, The Chinese Room, en un acuerdo por un valor aproximado de 2,2 millones de libras.

Los cofundadores de Chinese Room, Dan Pinchbeck y Jessica Curry, permanecerán en el estudio como director creativo y compositor, respectivamente, lo que debería complacer a los fans del estudio.

El director general de Sumo Digital, Paul Porter, ha declarado que quiere que The Chinese Room siga haciendo “juegos únicos e innovadores por los que son conocidos y queridos”, mientras que el cofundador Pinchbeck ha dicho que ya se están celebrando reuniones sobre lo que veremos a continuación del estudio.

El pasado septiembre, Pinchbeck anunció que The Chinese Room estaba haciendo “una pausa” por el momento, después de haber tenido que despedir a varios miembros del personal el pasado mes de julio. Aunque no sabemos si el plan sigue siendo alejarse de los walking simulator, como dijo Pinchbeck el año pasado, la pausa ha terminado, y tanto él, Curry, como todos en The Chinese Room pueden empezar a hacer juegos de nuevo.

Everybody’s Gone to the Rapture se lanzó en 2015 para PC y PS4, mientras que Dear Esther se lanzó para Xbox One, PC y PS4 en 2016.