El prototipo voluminoso presentado en el año 2000 se encuentra en el centro de visitantes de Microsoft.

Antes del lanzamiento de la primera Xbox en noviembre de 2001, Microsoft presentó en eventos de prensa un prototipo, de aspecto más bien voluminoso, que literalmente se asemejaba a una X enorme.

El prototipo llamó mucho la atención de los medios de comunicación en ese momento, principalmente porque parecía poco práctica y anti-estética como consola.

Pues bien, hay que decir que pese a la apariencia, este dispositivo de Xbox además era 100% funcional. Ahora, ha encontrado un nuevo hogar donde ser admirada y no es otro que Centro de visitantes de Microsoft en Redmond.

El dispositivo se presentó por primera vez durante la GDC 2000, donde el ex director de Microsoft, Bill Gates, mostró el hardware a la prensa. Por supuesto, la versión final de la caja de Bill diferiría en gran medida de lo que parecía el modelo prototipo.

Imagen relacionada

Como curiosidad final, el libro de Dean Takahashi, Opening the Xbox: Inside Microsoft’s Plan to Unleash an Entertainment Revolution, revela que cada unidad prototipo de esta Xbox fue fabricada a partir de un sólido bloque de aluminio, lo que hacía que cada una cueste alrededor de 18.000 dólares.