Pese a que los viajes en el tiempo ya se han visto en muchos videojuegos, CrisTales aporta un toque innovador que lo aplica a sus batallas.

Los JRPG, pese a no estar en la cresta de la ola en cuanto popularidad, siguen aportando su granito de arena y su aporte de originalidad a la industria, como bien vemos en el último trabajo que ha presentado Modus Games, Dreams Uncorporated y SYCK. Se trata de CrisTales, un juego de rol por turnos de corte independiente y con un aspecto visual muy personal, a caballo entre las ilustraciones dinámicas y los dibujos anime como podéis ver en el vídeo de presentación.

Pese a que la historia nos conduce a salvar un reino de una malvada emperatriz (como ya hemos hecho muchas veces), la gracia de CrisTales residen en su innovadora forma de afrontar los combates. Crisbell, la protagonista del juego, junto con sus amigos tienen la habilidad de poder alterar la línea del tiempo de sus enemigos, y gracias a este don, deberemos enfrentarnos a ellos en el momento más propicio, justo en la etapa donde son más vulnerables. Por supuesto, las decisiones que tomemos tanto en el pasado, presente o el futuro afectarán de lleno en la historia, por lo que habrá que valorar las consecuencias de nuestros actos antes de realizarlas.

CrisTales tiene su lanzamiento previsto para el próximo año en Xbox One, PS4, Switch y PC.