Drake Hollow combina con acierto un buen número de géneros

De hace unos años hasta hoy hemos visto pasar por consolas multitud de juegos con la supervivencia y el crafteo por bandera. De todo esto puede tener mucha culpa el mismísimo Minecraft, juego que ha cambiado para siempre la forma de jugar en este aspecto. Si que es cierto que en su base es bastante más sencillo que otros muchos que han llegado después y Drake Hollow, lo nuevo de The Molasses Flood, hace muchas cosas bien. El estudio ya había experimentado con la supervivencia en su excelente The Flame in the Flood pero aquí ha cambiado el enfoque, la cámara y ha hecho una experiencia muy distintas que logra entretener.

Los Drakes son los que le dan la vida a este desolado mundo

El juego tiene lugar en Hollow, un lugar arrasado por las calamidades y cubierto de una misteriosa niebla llamada Éter capaz de acabar con cualquiera que se acerque a ella. El problema es que este lugar compuesto por un montón de pequeñas regiones o islas, también está infesto de unos seres llamados Feral que acaban con todo lo que encuentran a su paso. Los Drakes son unos pequeños animales/vegetales muy adorables que viven aún en Hollow, el problema es que no pueden salir de bajo tierra debido a los constantes ataques de estos seres oscuros llamados Feral. Aquí es donde entramos los jugadores. Tendremos que rescatar a los Drake uno a uno para intentar darles una vida mejor en un campamento.

Hay que romper estas “zarzas” infestas para liberar más islas en Hollow

La exploración es el pilar fundamental en Drake Follow y todo lo demás se sujeta y sobrevive si esta parte la hacemos con acierto pero claro, no será un paseo por el parque y tendremos que ingeniárnoslas para cruzar por los mares de niebla y descubrir así nuevos lugares llenos de materiales, alimentos, armas y objetos que nos ayudarán en nuestra aventura. Adentrarse en estos lugares puede ayudar a nuestro campamento de Drakes de muchas maneras por lo que no nos queda más remedio que luchar por nuestra tropa de vegetales andantes porque, aunque el mundo esté en ruinas, siempre hay una razón para luchar y continuar viviendo.

Crear nuestro campamento y gestionar los recursos es el 70% del Drake Hollow

En Drake Hollow dispondremos de varios tipos de armas para hacer frente a los enemigos: armas de cuerpo a cuerpo y armas a distancia. Las armas cuerpo a cuerpo ser irán rompiendo con el uso por lo que el juego siempre nos obliga a tener varias a mano por si acaso nos quedamos vendidos en algún combate. Las armas a distancia son esenciale spara diezmar al enemigo antes de que llegue a nosotros por lo que resulta de mucha ayuda cuando hay varios blancos a los que atacar. Durante la exploración de las islas tendremos que acabar con las infecciones de éter en cada una de ellas para así liberarlas de la “opresión” de este ente maligno. Pero esto no significa que no aparezcan más enemigos por lo que, siempre que pasemos por ellas, tendremos una probabilidad de que vuelvan a por nosotros los Feral.

La interfaz puede cambiar con el paso del tiempo pero es bastante básica e intuitiva

Pero no podemos estar por ahí todo el día explorando y buscando recursos ya que los drakes que estén en nuestro campamento tendrán muchas exigencias y podrán aburrirse, pasar hambre y sed. Esto es un problema ya que estaremos obligados a ir de vez en cuando al campamento para alimentarlos y construir instalaciones en las que puedan descansar o divertirse. Algo que no hemos dicho de los adorables Drakes es que cada uno de ellos tiene el poder de concedernos una habilidad en concreto y, si los vamos mejorando con una serie de cristales específicos, estas mejoras serán mucho mayores y nos facilitarán las partidas. Drake Hollow hace muy bien tanto la parte de crafteo como la de gestión de recursos en nuestro campamento pero en los combates no está muy bien resuelto y a veces cuesta mucho enfrentarse a los enemigos. También hay que decir que hemos jugado a una fase beta del juego y que este no sale a la venta hasta el mes que viene por lo que siempre hay cabida para más mejoras.

Con las armas cuerpo a cuerpo también podemos repeler ataques

Técnicamente hay que destacar algunos puntos de Drake Hollow como lo es el diseño de los propios Drakes, unos seres adorables capaz de robarle el corazón hasta el más duro de los guerrilleros de este planeta maldito (el de Hollow se entiende). El juego parece haber salido del mismo cajón de donde ha salido Fortnite con un estilo peculiar que tira a cartoon y con una cámara en tercera persona. Al ser una beta del propio juego siempre hay cabida para la mejora en este aspecto pero hay que decir que, durante nuestra aventura, no hemos sufrido ni bugs ni caídas de frames por lo que es muy buena señal.

Conclusiones

Drake Hollow es un buen juego que combina con bastante acierto la gestión de recursos y campamentos con la supervivencia y el crafteo. Si que es cierto que puede haber otros juegos dentro del género que puedan destacar más en otros aspectos pero Drake Hollow es el único que tiene estas estupendas criaturitas que hacen su vez de “tamagochis”. La exploración está muy bien y, quitando los combates que pueden siempre ser un poco caóticos, las sensaciones son bastante buenas aunque también es cierto que volver a cada nada al campamento puede resultar tedioso. Hay que recordar de nuevo que hemos jugado a una versión beta la cuál no para de recibir actualizaciones semana tras semana pero el juego aún no ha dado problemas serios y se juega perfectamente.

*Estas impresiones no tienen una nota concreta debido a que Drake Hollow no sale a la venta hasta el día 17 de julio por lo que, en su debido momento, volveremos a darle un repaso para publicar nuestro veredicto final.

Drake Hollow

0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.