El mini ordenador puede correr títulos actuales entre los 30 y 90 fps.

GPD, la compañía china de hardware que anunció el pasado mes de enero su mini ordenador GPD Win 2 gracias a su éxito en Indiegogo, ha dado nuevamente de que hablar. En este caso han probado Dragon Ball FighterZ en el equipo y va a 60fps totalmente estables en una resolución de 720p.

La GPD Win 2 tiene una pantalla de 6 pulgadas de 720p de resolución con un procesador Intel Core M3-7Y30 Kaby Lake doble núcleo y cuatro hilos a velocidad de 1 GHz o 2,6 GHz en modo turbo, tiene una memoria RAM de 8 GB LPDDR3 y una SD de 128 GB. Con su GPU, una Intel HD 615 integrada con 24 unidades de ejecución a 300-1.050 MHz, se pondrán correr de forma estable títulos como Dragon Ball FighterZ, Destiny 2, GTA V entre otros. Se espera que sea lanzada en el mes de agosto y posea un precio de $600.