Doom Eternal será la continuación de Doom (2016) y nos va ha dar mucho más que su antecesor

Doom Eternal está cerca, cada vez más cerca y ya casi podemos escuchar su respiración pesada, percibir ese olor a infierno sobre la tierra y esa sensación de estar completamente rodeado de demonios es, sencillamente, un canto angelical para los amantes de la saga.

Una de las partes más importantes de Doom (2016) fue, junto con su ambientación y jugabilidad, una banda sonora a la altura que actuaba de manera dinámica durante nuestras partidas dándonos momentos simplemente espectaculares. Y es que algo así solo podía venir de la mano de Mick Gordon, el artista y compositor capaz de trasladar al mundo de la música todas las sensaciones que nos transmite un juego como Doom. Agresividad, opresión, desesperación, frenetismo y mucho más pero claro, el bueno de Mick no puede quedarse estancado y siempre intenta innovar (algo que agradecemos muchísimo los fans de su música).

Mick Gordon quiere hacer una audición para crear un coro de Heavy Metal y ha colgado un vídeo donde explica cuales son las bases para participar en dicha audición y en el caso de ser  finalista y conseguir pasar a formar parte del proyecto, los participantes recibirán su correspondiente remuneración. Madre mía Mick, que se te estará pasando por esa cabecita tuya.

Hace algún tiempo le dediqué un pequeño artículo a Doom Eternal y que esperamos sobre el donde, evidentemente, hacía un alto en el camino para hablar de el trabajo que hizo Mick Gordon en la sublime resurrección de la saga Doom en el 2016. Ansioso estoy ya por saber que está preparando este hombre. Y, con vuestro permiso (o sin el) voy a dejar aquí uno de los temas estrellas de la banda sonora de Doom compuesto por Mick Gordon: