El primer título de la serie The Witcher en llegar a consolas lo hizo en Xbox 360.

Antes de que el gran público conociera la fantástica serie The Witcher de Netflix, una gran parte de los jugadores de Xbox ya habían jugado a ese GOTY de la vida llamado The Witcher 3: Wild Hunt. Sin embargo, unos pocos antes ya habían jugado a uno de los grandes títulos de Xbox 360: The Witcher 2: Assassins of Kings.

El segundo juego de la serie y el primero en salir en consolas (el primero se lanzó sólo en PC y esta segunda parte solo en Xbox 360) es un título excepcional. Demuestra una gran ambición en una época en la que pocos juegos apuntaban a algo tan grande: una narración densa que se desarrolla en lugares enormes y realistas llenos de una serie de misiones cada vez más complejas. Todo ello está tan bien realizado que se siente fresco diez años después de su lanzamiento y es capaz de compararse con su sucesor.

Dicho esto, con tantas cosas que asimilar y hacer, el juego es una empresa tan grande que obviamente no está destinado para todo el mundo. Para disfrutar The Witcher 2, los jugadores tendrán que invertir mucho tiempo, dedicación y mentalizarse para seguir progresando y ver todas las extraordinarias cosas que CD Projekt Red ofrece. El resultado final es un juego brutal, pero complicado, destinado a un nicho de jugadores en particular.

Assassins of Kings es un juego de rol que sigue al brujo, o cazador de monstruos mutado, Geralt de Rivia (uno de los muchos grandes nombres de personajes, entre los que también destacan Stennis, Zoltan Chivay y Dethmold), en una misión para demostrar su inocencia tras ser inculpado por el asesinato de un rey.

Aquellos a los que les gusta que una trama sea profunda y con conexiones se sentirán como en casa, aunque también podemos decir que se puede jugar sin conocer nada de la historia de The Witcher. Las acciones que el jugador realiza en el juego influyen en el desarrollo de la historia y, en última instancia, deciden el resultado final del juego.

Para tener éxito en su búsqueda, Geralt puede hacer uso de sus habilidades como espadachín y alquimista, así como de sus capacidades para lanzar hechizos y fabricar nuevos objetos. Además, como buen RPG, todo ello puede mejorarse a medida que avanza el juego. Su misión le lleva a una serie de lugares originales, en los que la trama profundiza y se revela más de esta fantástico universo de fantasía.

Algo innegable de The Witcher 2 son sus extraordinarios gráficos. La versión de PC era una absoluta locura para la época, pero la versión de Xbox 360 tampoco se queda muy atrás en cuanto a términos de calidad. CD Projekt Red ha hecho un gran trabajo al realizar estas adapataciones sin referencias visuales, ya que el mundo de fantasía del autor Andrzej Sapkowski había aparecido anteriormente en su totalidad en libros.

No se diferencia de otros mundos de fantasía vistos anteriormente: un mundo sucio y lleno de miserias, con monstruos por doquier, pero con un acabado impresionantemente real. Dicho esto, viajar a través de los impresionantes paisajes del juego, por un lado, da muchas oportunidades de exploración, pero puede hacerse pesado para los jugadores a los que los juegos largos se les hagan más cuesta arriba (55 horas me tiré yo).

Sin embargo, cuando las misiones se ponen en marcha el juego entra en su punto más fuerte. La mayor parte de ellas se centran en la exploración o en la lucha con espada (la mecánica de lucha del juego te resultará familiar: un ataque ligero, un ataque pesado y una postura defensiva), pero Assassins of Kings es muy variado. Además de las batallas, hay secciones de sigilo, un poco de trabajo detectivesco, la búsqueda de objetos, la exploración de ruinas perdidas e incluso la posibilidad de tener romances. Hay de todo, desde librar una batalla en los recuerdos de un soldado recientemente fallecido hasta reunir a una pareja de trolls perdidos. Hay multitud de misiones, desde principales a secundarias, en The Witcher 2, pero os podemos decir que absolutamente todas merecen la pena.

Cuando salió a la venta en mayo de 2012, Assassins of Kings fue bien recibido tanto por la crítica como por los fans, llegando a vender más de un millón de copias. Aunque el juego funcionó bien, no causó la misma impresión que su sucesor cuatro años después.

Hoy en día, The Witcher 2 sigue siendo un juego impresionante, pero se necesita a la persona adecuada para que le guste: jugadores a los que les gusten los juegos largos y envolventes con muchas opciones y que sean fans del género de la fantasía. El juego está disponible en la Xbox Store y es posible jugarlo en nuestras Xbox actuales gracias a la retrocompatibilidad. El título fue además mejorado, por lo que no tenemos excusa para jugarlo ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.