El terror hecho videojuego.

Aprovechando una ocasión tan señalada como es hoy, día de Halloween, hemos decidido retro-analizar un título que es considerado como uno de los más terroríficos de la historia. Project Zero (o Fatal Frame en América y Zero en Japón) es una de esas franquicias de culto que tiene una pequeña pero dedicada base de fans. Lanzado primero en el año 2002 en PlayStation, en el año 2003 los fans de Xbox recibimos de la mano de Tecmo una versión mejorada y con un elemento que la entrega de la máquina de Sony no traía: la traducción al castellano.

Terror fotográfico

Project Zero es básicamente un juego de terror en el que hay que fotografiar a los fantasmas para exorcizarlos. Sobre el papel, el juego cumple todos los requisitos para tener un diseño fresco y novedoso que fue considerado como el “miedo hecho videojuego”. Pero ¿estás preparado para enfrentarte al auténtico terror?

La historia del título es un cliché de película J-Horror bastante típica. Nos ponemos a los mandos de una joven llamada Miku que se adentra sola en una oscura y tenebrosa mansión en busca de su hermano Mafuyu, que ha desaparecido. Por supuesto, la mansión está llena de una gran cantidad de almas perturbadas y la única forma de obligarlas a descansar en paz es fotografiarlas con una vieja cámara antigua legada por nuestra madre llamada “Cámara Oscura”. A medida que nos adentramos en la espeluznante mansión, descubrimos más de la historia de lo que ocurre en este lugar, remozada con escenas cinemáticas hechas por ordenador, algo muy de la época. Sin embargo, los detalles de la historia se encuentran en notas y diarios repartidos por el juego, que podremos leer cuando quieras.

En general, la historia parece difícil de seguir hasta el final del juego, donde se atan todos los cabos sueltos. Project Zero comparte un tono similar al de películas de J-Horror famosas como The Ring y Ju-On: La Maldición, especialmente con el uso de fantasmas con un espeluznante pelo largo que les cubre los ojos y la cara (NOOOOO, SADAKOOOOOO). El juego no es especialmente recomendado para aprensivos, ya que el 80% del mismo estaremos pegando respingos en el sillón gracias a la aparición más que frecuente de fantasmas y jump scares.

Jugabilidad al estilo Resident Evil

El juego se desarrolla como la mayoría de los juegos de survival horror en perspectiva de 3ª persona de la época. Aquí nos encontramos con controles estilo muñeco Resident Evil: nos movemos con el stick analógico izquierdo y con el stick derecho controla la linterna que llevamos en todo momento. Los efectos de iluminación de la linterna eran brutales para un juego de hace 20 años y merecen una mención aquí.

La principal característica que hace que este juego destaque entre los demás es la cámara antigua que llevamos también. Cuando aparece un fantasma apuntaremos con la cámara en una vista en primera persona. En esta vista la idea es mantener al fantasma en el marco de encuadre de la misma mientras la cámara se carga y cuando lo haga tendremos que hacer la foto, lo que hará que el fantasma sea dañado. La salud del fantasma se muestra en la esquina superior izquierda de la pantalla en primera persona. El juego hace un buen trabajo al introducirnos en la mecánica del funcionamiento de la cámara: la esencia parece ser esperar el momento justo, que suele ser cuando el espíritu se abalanza sobre ti, para tomar la foto y causar el mayor daño posible. Un medidor de la cámara se iluminará en rojo durante una fracción de segundo cuando surja esta oportunidad. Si haces este “disparo zero” no sólo causarás el máximo daño, sino que harás retroceder al fantasma. Lo que puedes hacer en su lugar también es disparar gradualmente para reducir la salud de los fantasmas, el problema es que esto consume el carrete de tu cámara (un carrete, algo que muchos millenial no saben lo que es), que es limitada, por lo que la clave está en el momento oportuno. Puedes cambiar los tipos de carrete en la cámara, los que nos da mejoras de exorcización. Estos películas están repartidos por la mansión y son muy limitados. También puedes mejorar la cámara y utilizar habilidades especiales.

Saca guapo al fantasma de turno

Hacer fotos y los encuentros con fantasmas son, con mucho, la parte más divertida del juego. Cuando te encuentras con un fantasma, la mayoría de las veces sólo será uno, pero la sesión de fotos llevará algún tiempo hacerla correctamente. El juego hace un buen trabajo para que cada encuentro con un fantasma sea algo terrorífico y especial. Se nos anima a que nos enfrentemos a cada fantasma que encuentres y, en general, no se aconseja huir. Aunque tomar fotos de los fantasmas es lo más destacado del juego, algunos encuentros eran muy desafiantes. Si no sacas una foto de los fantasmas correctamente, te agarrarán y drenaran una gran parte de tu salud. Si los fantasmas se acercan demasiado tendremos que huir y volver a enfocar la cámara e intentarlo de nuevo. Este proceso puede repetirse varias veces llegando a ser algo tedioso. Puedes hacer movimientos muy pequeños con tu personaje mientras estás en la perspectiva de primera persona si necesitas hacer ajustes, pero no son suficientes para huir. Otra característica interesante son las salas de guardado. A diferencia de la mayoría de los juegos de survival horror, en los que el área de guardado se considera una zona segura frente a los enemigos, en Project Zero los fantasmas pueden invadir estas áreas y evitar que guardes a menos que los derrotes. Da la impresión de que ningún lugar es seguro en este juego, algo que sin duda acrecenta esa sensación de mal estar y miedo que está ahí desde el minuto 1 de partida.

Además de acabar con los espíritus, tendremos que solucionar bastantes puzzles en el juego, algo también muy típico del género. En general, los rompecabezas del juego no son difíciles, pero sí la frustración de no saber a dónde ir para completarlos. El tipo de puzzle más común en el juego requerirá fotografiar una escena en la mansión para desbloquear una puerta. A veces tendremos que utilizar una gran cantidad de tiempo para localizar la imagen, lo que puede llegar a ser un suplicio. Durante este tiempo, es probable que te veas acosado por encuentros aleatorios con fantasmas de forma constante. No siempre está claro a dónde se supone que debes ir a continuación en el juego a pesar de que hay un mapa disponible en tu inventario, y a veces retroceder a través de las áreas que acabas de visitar desencadenará una escena para hacer avanzar la trama. Es sin duda uno de los pocos puntos negativos del título.

Un apartado gráfico y sonoro de lujo

El título tiene una duración muy parecido al de los Resident Evil, con unas ocho horas la primera vez, pero esta duración se reducirá drásticamente con varias partidas una vez que sepas a dónde ir. Si quieres volver a jugar, desbloqueas algunos elementos adicionales, como trajes extra y modos de dificultad más difíciles. Los gráficos eran de primera categoría en Xbox y los diseñadores dieron en el clavo con la ambientación de una espeluznante mansión abandonada. Los fantasmas y sus diseños son especialmente inquietantes y representan almas torturadas (por ejemplo, personas que han sido colgadas o una cabeza cortada flotante) y, aunque el juego no es especialmente sangriento, hay bastantes escenas que nos harán hacernos caquita. El uso del sonido es también un elemento clave que hace de esto una gran experiencia de terror. Oiremos ruidos por toda la mansión, el sonido de pasos siguiéndonos o incluso voces inquietantes. Jugar a este juego por la noche con auriculares es sin duda una de las experiencias más terroríficas que te puedes encontrar.

Project Zero, 20 años después de su lanzamiento, tiene el mérito de tener un diseño único y de cumplir todos los requisitos de una atmósfera y un escenario de terror que no se olvidan, lo que lo convierte en un auténtico juego de culto de la primera Xbox. Por desgracia el juego no es retrocompatible, pero esperemos que poder verlo en un futuro. Además, esta semana ha llegado a nuestras consolas Xbox Project Zero: Maiden of Black Water, para celebrar el 20 aniversario de la saga.

Si queréis estar informados sobre todas las novedades del mundo de Xbox, seguid a Comunidad Xbox a través de nuestras redes sociales en TwitterTwitch y Youtube.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.