El creador de la saga Final Fantasy desarrolló uno de los mejores J-RPG del magnífico catálogo de Xbox 360.

Una semana más, volvemos en Comunidad Xbox a bucear en el impresionante catálogo de las consolas de sobremesa de Xbox. Esta vez echamos un vistazo atrás para recordar Lost Odyssey, fantástico J-RPG que se convirtió en título de culto por méritos propios. Nuestro compañero Darío ya echó un vistazo al juego hace apenas unos meses, así que os recomendamos darle un tiento también por si os interesa pinchando aquí.

Lost Odyssey se lanzó originalmente en exclusiva en Japón en diciembre de 2007 en exclusiva para Xbox 360, antes de llegar a Norteamérica y Europa en febrero de 2008. Desarrollado por Mistwalker, el equipo detrás del fabuloso Blue Dragon que llegó justo un año antes, y salido de la mente del creador de Final Fantasy, Hironobu Sakaguchi, Lost Odyssey se lanzó cosechando un gran éxito entre crítica y público por igual.

Como era de esperar de un juego que incluía el nombre de Sakaguchi, Lost Odyssey se presentaba como un J-RPG clásico en el sentido más estricto del término, con una jugabilidad centrada en la narrativa y con grandes un gran número de combates por turnos. Mistwalker incluyó muchas mecánicas clásicas de los juegos de rol, en particular los encuentros con enemigos de manera aleatoria, el Mapamundi, la subida de nivel de los personajes y la gestión del grupo, entre otras cosas, que requieren de una gran cantidad de tiempo y planificación para llegar al final de una larga aventura. Y eso por no hablar de que los gráficos eran fantásticos y siguen conservándose muy bien incluso hoy en día.

La historia de Lost Odyssey, el punto más fuerte sin duda del título, está ambientada en un mundo en el que se está produciendo una revolución mágico-industrial. La energía mágica siempre ha sido una sustancia importante dentro del mundo del juego, pero en los treinta años anteriores al comienzo del juego, esta ha tomado un papel relevante y ahora afecta en gran medida a la sociedad. Mediante el uso de máquinas llamadas Motores Mágicos, esta energía puede ser cosechada para la iluminación, los vehículos, los robots y todo tipo de sistemas de comunicaciones, entre sus muchos usos. Durante mucho tiempo, sólo unos pocos podían aprovechar esta magia directamente, pero ahora muchos tienen la capacidad de utilizarla. Como la energía mágica se ha vuelto tan poderosa, dos naciones han utilizado su progreso para desarrollar nuevas armas de destrucción masiva, y ahora el reino de Gohtza y la República de Uhra pugnan por ganar aún más relevancia en el panorama.

En esta historia épica encarnaremos a Kaim Argonar, un soldado inmortal que se aleja de una devastadora batalla en las Tierras Altas de Wohl después de que un meteorito aniquile a la mayoría de las fuerzas en batalla de las naciones de Uhra y Khent. Kaim es un ser solitario y un hombre que lucha por recordar gracias a que, sin saberlo, el hambriento de poder Gongora le lanzó una energía mágica negativa en un intento de reprimir sus recuerdos. Después de encontrar a otros inmortales, Kaim comienza a descubrir sus recuerdos durante las conversaciones que son suficientes para provocar más una lágrima en el jugador al ser desvelados. Tras avanzar en la aventura, Kaim y los demás inmortales se dirigen al Gran Báculo, el gigantesco motor mágico que se está construyendo en la región de Uhra y que Gongora quiere utilizar para conquistarlo todo, en un intento de detenerlo. La emotividad que se desarrolla a través de los recuerdos y la sensación de que Kaim era un hombre desesperado en busca de sí mismo es algo que pocos juegos han conseguido transmitir. También contaba con un villano como es Gongora a la altura.

Por desgracia, a pesar de que Lost Odyssey fue y sigue siendo genial, nunca llegó a recibir una secuela, pese a que los fans la estuvieron reclamando durante muchos años. Dicho esto, Lost Odyssey no ha caído en el olvido, ya que en septiembre de 2016, las aventuras de Kaim se pusieron a disposición de todos en Xbox One gracias al programa de retrocompatibilidad de Xbox, antes de estar disponible digitalmente por primera vez en diciembre de 2016, ofreciéndose como descarga gratuita para los jugadores hasta finales de mes. De este modo, muchos de los que se perdieron la primera vez lo que originalmente era una aventura de cuatro discos (algo inusual para un juego de Xbox dado que los DVD eran de doble capa) tuvieron la oportunidad de descubrir el increíble y sentido viaje del inmortal Kaim y sus muchos recuerdos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.