Los amantes del terror tuvimos un inicio de generación espectacular con el primer Condemned para Xbox 360. Esta secuela llevaba todo a un nuevo nivel.

En Xbox 360, los juegos de terror han tenido un lugar señalado a lo largo de los años. El lanzamiento de la fantástica Xbox 360 vino acompañado de un título exclusivo de terror de corte clásico en primera persona, Condemned: Criminal Origins, la primera parte de dos fantásticos títulos. Cuando se lanzó la primera parte, esta fue lo suficientemente para aterradora para desvelar a los que atrevían a jugarlo, mezclando la búsqueda de un desquiciado asesino en serie y el terror psicológico con tintes paranormales, en una aventura clásica. Fue una experiencia fantástica que muchos pensaron que no sería superada, hasta que llegó Condemned 2 y continuó la historia oscura del primero, pero llevando las cosas un paso aún más allá.

En los años que han transcurrido desde el lanzamiento de Condemned 2 hemos visto evolucionar el género de terror de muy diversas maneras. Los zombies han vuelto a ser un enemigo clave dentro del género, Resident Evil ha perdido y luego recuperado esa sensación de terror de corte clásico que tanto nos gustaba, y unas cuantas películas de terror se han vuelto tan terroríficas que ahora llegan con advertencias para aquellos con problemas de corazón. En definitiva, el terror se encuentra ahora en un estado muy diferente al que tenía en 2008. Sin embargo, muy pocos juegos han sido capaces de capturar el estilo único de terror visto en la serie Condemned, con tal vez sólo Outlast acercándose.

La historia de Condemned 2 tiene lugar tan sólo 11 meses después de los acontecimientos del primer Condemned y, en ese tiempo, el misterioso fenómeno que provoca una violencia demencial y una psicosis masiva entre la población sin hogar de Metro City ha empeorado desde entonces. Con disturbios por toda la ciudad y todas las calles propensas a la violencia cada noche, Metro City es uno de los lugares más peligrosos del mundo.

En medio de este caos, volvemos a ponernos a los mandos del protagonista del primero, Ethan Thomas. Esta vez, sin embargo, ya no forma parte de la Unidad de Crímenes en Serie del FBI -al menos no de forma permanente-, sino que, tras dimitir tras los sucesos de la investigación del asesino en serie X, Ethan es ahora un indigente y un alcohólico violento. Las visiones con tintes paranormales no han desaparecido y los problemas que tiene con el alcohol lo están atrapando en una espiral descendente.

Sin embargo, bajo las órdenes del director Farrell, Ethan es reclutado de nuevo en la Unidad de Crímenes en Serie para investigar el asesinato de su antiguo mentor Malcolm Vanhorn. Con la ayuda de su antigua compañera, las investigaciones de Ethan le permitieron descubrir que su antiguo némesis, el asesino en serie X, seguía vivo.

Mientras que el juego original se centraba en la investigación, Condemned 2 se centraba en un aspecto ligeramente diferente. La investigación seguía desempeñando un papel en esta ocasión, pero ya no era el objetivo principal, sino que los jugadores se centraban en la historia de la organización Oro, una secta secreta cuyos planes para controlar a todo el mundo a través del poder sónico estaban muy avanzados. Aunque el enfoque de la historia era muy diferente al del primer juego, la jugabilidad seguía siendo prácticamente la misma, aunque con algunas características nuevas y bien trabajadas añadidas a la mezcla.

El primer cambio importante fue la introducción del combate cuerpo a cuerpo, que se controla con los gatillos izquierdo y derecho respectivamente. Esto permitía encadenar ataques combinados que proporcionaban un combate cuerpo a cuerpo bastante satisfactorio. Otro cambio notable en la secuela fue la mayor presencia de armas de fuego. Aunque estaban presentes en el original, eran tan escasas que el juego ni siquiera tenía un botón de recarga. Sin embargo, esto cambió en la secuela y algunos niveles del juego incluso se centraron en tiroteos contra enemigos que empuñaban rifles de asalto.

A pesar de que ya no formaba parte de la Unidad de Crímenes en Serie del FBI de forma permanente, el juego seguía teniendo un fuerte componente de investigación forense, el cual además se había mejorado bastante. Los jugadores podían investigar y catalogar diferentes elementos de cada escena del crimen antes de hacer afirmaciones sobre la naturaleza del mismo y, cuando eran correctas, se obtenía una mejor clasificación que permitía obtener mejoras como chalecos antibalas.

Sin embargo, esta entrega no estaba exenta de problemas, y uno de los principales fue el innecesario modo multijugador que metieron. Al llegar en una época en la que el multijugador empezaba a despuntar en las consolas, desde alguna alta estancia se presionó para que Condemned 2 lo incorporara de una forma u otra. El resultado fue un terrible desastre.

A pesar de las mejoras y una de las tramas más oscuras e interesantes que el que escribe ha visto en un videojuego, las ventas fueron mucho más bajas de lo esperado y Condemned 2 fue lo último que vimos de la serie, con el equipo de desarrollo declarando que, lamentablemente, nunca habrá una secuela. Sin embargo, en 2015, el co-fundador y antiguo director ejecutivo de Monolith Studios, titular de los derechos de la serie Condemned, expresó su deseo de encontrar el equipo de desarrollo indie adecuado para sacar adelante la serie. Por desgracia parece que no se encontró la forma de llevar adelante una nueva entrega, pero todavía hay esperanza de que algún día podamos ver algo relacionado con la franquicia. Con muy pocos juegos en el mercado que se acerquen a la experiencia única que ofrecían Condemned y Condemned 2, seguro que hay muchos que también estarían encantados con el regreso de esta fantástica serie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.