Hoy, en domingos de Indie, Once Upon a Coma

Volvemos una semana más con nuestros domingos de indie, y esta vez vamos a conocer un título con un toque que recuerda épocas pasadas. Hoy vamos a hablar de Once Upon a Coma, del creador de Pinstripe, Coma y Skinny.

Una vez más, directamente desde la mente de Thomas Brush, llega una propuesta extraña y un tanto perturbadora. Pues Once Upon a Coma nos pone a los mandos del joven Pete que, tras despertar de un extraño coma, se percata de que su ciudad natal no es la de siempre. Así pues esta se ha visto invadida por niños traviesos mientras que los adultos han desparecido. Hasta aquí parece el típico sueño infantil, pero nada más lejos de la realidad la situación no es baladí.

La ciudad, ahora carente de adultos que la gestionen, está plagada de insectos de proporciones enormes, extraños adulto-zombies que devoran niños y toda clase de puzzles e intrincadas pantallas por las que avanzar. Asimismo las zonas de recreo, donde yacían los fuertes infantiles construidos por Pete y sus amigos, son ahora complejos y peligrosos lugares. Además, no solo los adultos han desparecido, Pete debe encontrar a su hermana perdida.

Parece el típico sueño infantil, pero nada más lejos de la realidad

La hermana perdida y el piano. Once Upon a Coma presenta su jugabilidad sobre una premisa musical. Pues para encontrar a la hermana perdida, Pete debe reunir las partituras de piano desperdigadas por la ciudad e interpretarlas para abrir el acceso a nuevas zonas. Si, es un concepto muy inspirado en The Legend of Zelda, y el autor no lo niega. Por otra parte, no estaremos indefensos en este mundo tan desolador pues con la ayuda de nuestros amigos de toda la vida y la cuchilla de afeitar de nuestro padre haremos frente a los peligros. Ya sabéis lo que decían nuestros padres: “No corras con las tijeras en las manos”. Sin embargo nunca dijeron nada de cuchillas de afeitar clásicas… (Desde Comunidad Xbox recomendamos no correr con ningún tipo de objeto afilado en las manos)

Once Upon a Coma presenta una ambientación muy oscura y desoladora. Asimismo con un apartado visual 2D, y bastante sencillo en sus trazos, es capaz de generar un mundo muy del estilo Tim Burton y llevarnos de vuelta a los 00′ con el apogeo Emo. Todo este empaque visual viene acompañado de una banda sonora tétrica y que encoge el alma a cada paso, apostando fuerte por el recurso del piano integrado en la historia.

En definitiva, Once Upon a Coma es uno de esos juegos que te atrapan, sino por la jugabilidad, por su ambientación y premisa narrativa. Sin duda es una propuesta a tener en cuenta para los fans de juegos con un envoltorio audiovisual como el de Hollow Knight, Limbo u otros juegos atractivamente sombríos. Aunque de momento parece solo anunciada una versión para PC, cabe recordar que Pinstripe llegó a Xbox One, por lo cual no descartaría que Once Upon a Coma llegase también a nuestra plataforma favorita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.