La culminación de la franquicia, Dishonored: La Muerte del Forastero, tendrá un mejor rendimiento y aspecto visual en Xbox One X.

Sin duda, la gran mayoría de compañías están apostando muy fuerte por la nueva consola de Microsoft, Xbox One X. Bethesda ya se apuntó desde hace tiempo a desarrollar un parche que potenciara el rendimiento y aspecto gráfico de sus juegos (Dishonored 2 ya formaba parte del listado de juegos con mejora) y ahora le toca el turno a la parte final de de la franquicia: nos referimos a Dishonored: La Muerte del Forastero.

Entre las mejoras palpables que vamos a encontrar, evidentemente estará la opción de poder contemplar el juego en 4K (con resolución dinámica), así como una tasa de frames más estable, mejor distancia de dibujado, anti-aliasing o sombras con mejor definición. En definitiva, y como nos encontramos con Dishonored 2, casi estaremos con un juego nuevo.

El parche correspondiente ya se encuentra disponible, pero si tenéis dudas sobre las mejoras antes nombradas, lo mejor es que echéis un vistazo al tráiler 4K que la compañía ha lanzado y que junta la mejora de Dishonored 2 y Dishonored: La Muerte del Forastero.