Digital Foundry se sorprende por como luce Sea of Thieves pero señalan algunos problemas en su rendimiento.

El medio británico Digital Foundry ya ha pasado su lupa por el más reciente videojuego de Rare, Sea of Thieves, mostrándonos una comparativa gráfica entre Xbox One y Xbox One X, además de revelarnos algunos de los detalles que hacen de este una de los videojuegos más impresionantes que han probado en los últimos años.

En Xbox One X nos encontramos con que Sea of Thieves va a 4K nativos (3840×2160), por otro lado lo que los jugadores del modelo original de Xbox One o Xbox One S se encontrarán es una resolución de 900p (1600×900). Un elemento que destacan desde Digital Foundry es la implementación del HDR por parte de Rare, siendo una de las mejores que han visto hasta la fecha. Otro elemento que destacan desde Digital Foundry es el complejo y dinámico sistema de oleaje que posee el título, lo que permite una gran variedad de condiciones climáticas, desde un océano calmado hasta feroces tormentas que estremecen tu embarcación.

Si bien Rare ha prometido resolver algunos problemas de rendimiento que está sufriendo Sea of Thieves, en Digital Foundry comentan que estos son principalmente en Xbox One X, las tres áreas que han encontrado que presentan estos problemas son las cuevas, cuando se nada en pequeños espacio de agua y en el interior de algunas estructuras. En el resto de situaciones, especialmente en un elemento tan importante como la navegación el videojuego logra mantener 30 fps estables tanto en Xbox One como en Xbox One X.