Respawn trabaja en manejar el éxito de Apex Legends.

Ha pasado un buen tiempo y un montón de partidas desde la última vez que me senté a escribir un diario del yermo, aunque solo teniendo por destacar otra victoria más en el valle de los campeones he optado por no repetirme y esperar a que surgiera algo interesante para volver a escribir sobre Apex Legends. Ha sido en una charla llevada a cabo por Vince Zampella durante la GamesBeat Summit 2019 que el CEO de Respawn Entertainment nos ha dejado unas cuantas perlitas lo suficientemente llamativas como para prestarles nuestra atención.

Si por estas fechas del año 2018 alguien me preguntase por el crunch sabría dar respuesta de lo que es pero no le daría demasiada importancia. Sin embargo el final del año 2018 y el principio de este me han hecho reflexionar mucho sobre esos elementos que los jugadores ya damos por hecho y que terminan por generar una cadena tóxica que está afectando a una importante parte del sector. Creo que sería el primero en decir sí a la propuesta de más contenido para Apex pero al conocer recientes reportes como lo que vive el equipo de Epic Games con Fortnite hay algo evidente y es que tanto jugadores como compañías debemos pararnos a pensar las implicaciones que trae consigo la filosofía de videojuego como servicio.

El éxito de Apex Legends incluso ha tomado por sorpresa a Respawn Entertainment lo que como hemos podido notar durante las últimas semanas ha dejado al videojuego en un estado actual de limbo en el que se siente genial regresar cada partida pero también se hace evidente que aquí falta algo. En la charla concedida por Vince Zampella este comenta que “aún no saben” cómo manejar la comunicación con los jugadores pero algo es seguro y es que planean mejorar esto.

Tras un boom inicial de Apex Legends el reinado en Twitch ha vuelto a quedar en manos de Fortnite.

Con anterioridad hemos podido conocer acerca del descenso del número de espectadores de Apex Legends respecto a Fortnite, lo que si bien se debe tomar como un indicador de que el videojuego está bajando en popularidad no debería ser esto demasiado grave mientras aún permanezca dentro de las primeras posiciones en Twitch. En Xbox One de hecho se mantiene como el segundo videojuego más jugado semana a semana. Vaya que muchos se aventuraron a hablar del “Fortnite killer” pero el propio Vince Zampella ha dejado claro que esta no es la visión del estudio y hay factores mucho más importantes que el dominar el género battle royale.

En una charla posterior con Gamasutra el directivo ha añadido lo siguiente respecto al ritmo que los jugadores de Apex deberíamos esperar nuevo contenido:

“Nuestra intención era ser siempre estacionales [ritmo de la llegada de actualizaciones], así que nos quedamos con eso. El pensamiento era “hey, tenemos algo que está explotando aquí, ¿queremos empezar a tratar de lanzar más contenido?” Pero creo que debemos fijarnos en la calidad de vida del equipo. No queremos sobrecargar al equipo y reducir la calidad del contenido que lanzamos. Queremos intentar aumentarlo”.

Si por algo aún se caracteriza la industria del videojuego es por su hermetismo, resultando sorprendente el que Zampella también se haya permitido comentar que el equipo detrás de Apex Legends (uno totalmente diferente al que trabaja en Jedi: Fallen Order) está en el proceso de decidir aspectos como si los tres jugadores es el número adecuado para los escuadrones y la clase de contenido que desean priorizar a medida que trabajan en la corrección de errores.

El estado actual de Respawn Entertainment dentro de Electronic Arts es uno verdaderamente privilegiado, y es que en un año cargado de polémicas por parte de Anthem o una tibia acogida de Firestorm es Apex Legends lo único que de momento le ha funcionado sin problema alguno a EA. El que parece ser un libre albedrío para este estudio incluso les ha permitido desmarcarse de DICE con la serie Star Wars Battlefront para pasar al desarrollo de un videojuego centrado en el modo campaña y sin Frostbite.

Entre Apex Legends y Star Wars Jedi: Fallen Order el futuro de Respawn Entertainment pinta bastante prometedor.

Sienta bien que a Respawn le vayan de maravilla las cosas pero a la vez es triste que el resto de equipos no puedan permitirse las libertades de este estudio. Por lo pronto habrá que estar atentos de cómo se traza la hoja de ruta de Apex Legends para los próximos meses, una a la que deberíamos pedir calidad y que si tiene que demorarse que así sea. Después de todo Fortnite ya hay uno y si esto garantiza un ambiente de trabajo amigable para este equipo es más que seguro que todos terminemos por ganar.

Como suelo hacer a modo de pie de página en esta ocasión recomiendo que te des una pasada por el canal de Twitch TSM_Viss y es que el ver a otros siempre te da una nueva perspectiva frente al cómo encarar los enfrentamiento futuros.