El modo Firestorm de Battlefield V ya ha sido puesto bajo la lupa de Digital Foundry.

El pasado 25 de marzo y tras 5 meses de retraso respecto a su lanzamiento original fue que Battlefield V finalmente recibió su modo battle royale, Firestorm, en el cual hasta 64 jugadores se enfrentan en un terreno de juego que a medida que pasan los segundos se hace más pequeño gracias a un anillo de fuego que lo consume todo a su paso. Es ahora que como suele ser habitual en un lanzamiento de esta importancia que el canal británico Digital Foundry nos trae su análisis técnico de este nuevo modo de juego en todas las consolas, destacando especialmente el gran trabajo realizado con el motor gráfico Frostbite.

Del lado del rendimiento y como cabría de esperarse son Xbox One X y PlayStation 4 Pro las que gran parte del tiempo permanecen a con una tasa estable de 60fps, mientras que las máquinas estándar presentan un rendimiento un poco más inestable que en el caso de PlayStation 4 pueden llegarse a tener caídas hasta los 50fps mientras que en Xbox One S es un poco más grave al haber ocasiones en las que el framerate cae hasta los 45fps. Aparte de las diferencias en cuanto a resolución que detallaremos a continuación visualmente las mejoras más importante que presentan las máquinas premium frente a las estándar son en la calidad de las sombras y la resolución del muro de fuego.

Firestorm tanto en Xbox One X como PlayStation 4 Pro va a 4K dinámicos que en el caso de la máquina de Sony su punto más bajo es de unos 2304×1296 mientras que Xbox One X solo lo hace hasta los 3456×1944. En Xbox One S la resolución dinámica apunta a los 1080p con caídas hasta los 1336×864, mientras del lado de PlayStation 4 la consola puede bajar hasta los 900p. A continuación os dejamos con el análisis completo de Digital Foundry: