Devil May Cry 5 apunta por los 4K y 60fps en Xbox One X.

Con Devil May Cry 5 siendo el tercer videojuego con el cual Capcom hace uso del RE Engine durante esta generación de consolas, las miradas están puestas sobre lo que el videojuego pueda ofrecer, y es que junto a una apuesta por la fotogrametría estamos ante el que puede llegar a ser uno de los videojuegos con mejor acabado en lo que va de generación. En lo técnico tampoco esperan decepcionar, apuntando en consolas estándar por una resolución 1080 y 60fps, mientras que en Xbox One X se va hasta los 4K y 60fps.

Algo que resaltan desde Digital Foundry es lo antigua que podría ser esta demo (siendo una build de la Gamescom de 2018), así que más que señalar las falencias es una clara esperanza de mejora la que pueda haber con la versión completa del videojuego. Habiendo comentado esto hay que decir que si bien en ambas consolas se presentan caídas en la tasa de imágenes por segundo, es en Xbox One donde claramente desde Digital Foundry se hace un llamado de atención de cara a la versión final.

Con la apuesta por una acabado más detallado de los materiales del entorno y una clara dedicación en el modelado de los personajes e iluminación habrá que esperar hasta el lanzamiento de Devil May Cry 5 el próximo 8 de marzo de 2019 para verdaderamente ponerle a prueba y ver que tan bien lo han hecho desde Capcom.