La polémica sigue rondando al juego de Bungie.

Destiny 2 tuvo el apoyo de la comunidad cuando salió, pero parece que Bungie ha perdido la confianza de sus usuarios últimamente. Las últimas cifras de ingresos pueden no ser tan positivas como a Activision y Bungie les gustaría que fuera. Según un analista de la firma Cowen, los beneficios adicionales en forma de micro-pagos y el compromiso de los jugadores disminuirán progresivamente si esto sigue así.

Las microtransacciones de Destiny 2 y los múltiples cambios que dieron un polémico giro, no sólo perjudicaron la reputación de Bungie, sino que también perjudicaron a la franquicia. Bungie ha estado pidiendo disculpas por una serie de cuestiones diferentes, pero cada vez que lo han hecho han crispado el ambiente todavía más.

La falta de un final de juego, numerosos cambios controvertidos y el fuerte énfasis en las microtransacciones han causado que el juego haya perdido a muchos de sus jugadores. Esto es precisamente lo que puede llevar a la pérdida de ingresos, que podría convertirse en un problema a corto plazo para la franquicia.

Cowen finalizó afirmando que seguir arrastrando los problemas de esta manera, sin ponerles solución inmediata, seguramente perjudicará los ingresos de la franquicia. El analista Doug Creutz añadió que Destiny 2 parece estar en una trayectoria descendente cuando hablamos de base de jugadores, especialmente cuando se compara con Call of Duty: WWII.