Sin embargo, “los jugadores están profundamente comprometidos” con el título, según ellos.

En su última reunión sobre beneficios obtenidos, Activision reveló que las ventas de Destiny 2 no han cumplido las expectativas de la compañía. Estas ventas sobre todo se ven reflejadas en la expansión Forsaken, que ha vendido muy poco en comparación con anteriores.

Coddy Johnson, de Activision, comentó: “Aunque Forsaken es una expansión de  calidad con un fuerte compromiso y nuevos modos de juego, no cumplió con nuestras expectativas comerciales. Aún queda trabajo por hacer para volver a conectar con la base de fans de Destiny” (vía GameSpot).

En términos generales, Johnson dijo que Activision está buscando “mejorar e innovar, así como ofrecer más contenido al juego” para la franquicia Destiny, además de encontrar nuevas formas para que los jugadores se involucren y gasten dinero en microtransacciones. Sin embargo, notó que los jugadores que están “echando” horas en Destiny 2 están “profundamente comprometidos” con el juego y que estos conseguirán “llevarlo a donde merece”.

En noticias relacionadas, se comenta que Destiny 3 se encuentra en las primeras fases de desarrollo.