Desde el Tokyo Game Show 2019, probamos a puerta cerrada este nuevo proyecto basado en la serie Resident Evil.

Con motivo de la celebración del Tokyo Game Show 2019, el cual Comunidad Xbox estuvo cubriendo desde la prefectura de Chiba en Japón, Capcom nos permitió probar su nuevo juego basado en la franquicia Resident Evil, Project Resistance. 

Con Matt Walker, productor de Capcom en Osaka, como maestro de ceremonia, lo primero que nos explicaron es que lo que quieren ofrecer los desarrolladores de Capcom  con este juego es algo totalmente nuevo y alejado de lo visto ahora, por lo que han estado estudiado estos últimos años cómo evolucionar el concepto de Survival Horror, adaptado a la franquicia. Según sus propias palabras: “Project Resistance es una de las muchas ideas que tenemos en mente para continuar la franquicia, por lo que queremos obtener feedback de los jugadores antes de decidir qué camino debemos seguir”.

Stage especial de Capcom en la presentación de Project Resistance en el TGS 2019

¿Cómo funciona este nuevo concepto?

Lo primero que hay que decir es que estamos hablando de un juego multijugador, donde tendremos un equipo de cuatro jugadores y otro de un solo jugador. Este concepto ya lo hemos visto en el fallido Evolve, pero Capcom ha decidido dar una vuelta de tuerca a la hora de plasmar el impacto de este “one-man-team”. Por un lado, tenemos un equipo de cuatro jugadores formado por supervivientes civiles, residentes de Raccoon City, y que han sido secuestrados por Umbrella y transportados a edificios de su propiedad para someterlos a experimentos. Por otro lado, el jugador individual encarna lo que Capcom llama la “mente maestra” (Mastermind), es decir, el cerebro de la operación que quiere experimentar con estos supervivientes.

Para los cuatro supervivientes el objetivo será, por tanto, escapar de los edificios propiedad de Umbrella. Y para la Mastermind, será evitar que escapen antes de que termine el tiempo límite y, si es posible, para matarlos a lo largo de todo el camino. Por tanto, ya estamos viendo que el tipo de juego será totalmente diferente según el bando en el que estemos. 

Los cuatro supervivientes tendrán unas mecánicas de juego clásico, muy al estilo Resident Evil 6, dada la cantidad de acción que habrá. Sin embargo, las cosas se ponen más interesantes si estamos en el lado de la Mastermind, ya que observaremos la acción desde lejos y seguiremos a nuestras presas a través de las cámaras de vigilancia dispersas en las cuatro esquinas de los mapas. Así podremos pasar de cámara en cámara para ver dónde están los supervivientes, monitorear lo que están haciendo y así sucesivamente. La Mastermind tendrá una baraja de cartas que aparece en la parte inferior de su pantalla. Cada tarjeta corresponde a diferentes trampas y funcionalidades. Algunos de ellos te permiten colocar zombies en el mapa, por ejemplo, mientras que otras se utilizan para colocar Lickers o para instalar armas en cámaras de vigilancia como ametralladoras o lanzacohetes.

Cada tarjeta tiene un coste mayor o menor asociado (los créditos se conseguirán según vaya pasando el tiempo). Por si esto fuera poco, una vez que haya pasado cierto tiempo, podremos enviar al Sr. X al mapa. Y lo curioso de que el Sr. X entre en esta fiesta es que es el jugador quien lo dirige directamente. El juego cambiará al modo tercera persona y la Mastermind podrá utilizar varias técnicas específicas del Sr. X, tales como correr, golpear o coger a un enemigo por la cabeza para aplastarlo. También podremos tomar el control de zombies simples, pero esto es más desventajoso que cualquier otra cosa, ya que no son tan indestructibles como nuestro querido Tyrant. 

Habrá un importante componente de estrategia, puesto que el uso de las cartas tiene un tiempo limite. Activar al Sr. X demasiado lejos de los supervivientes corre el riesgo de no tener tiempo de explotar plenamente sus capacidades destructivas. Matt Walker aconseja no dudar en utilizar las tarjetas y no tener miedo de gastar los créditos que tengamos. De hecho, una vez que todas las cartas de la baraja han sido usadas, vuelven a introducirse en la baraja pasado un tiempo.

Hemos probado los dos estilos de juego y sin duda el de la Mastermind es el más divertido, por la cantidad de opciones que tendremos.

Otro elemento muy importante a tener en cuenta a la hora de encarnar a la Mastermind es el uso del mapa. En este mapa aparecen los objetos que deberán encontrar los supervivientes para poder salir de ese infierno, así como el posicionamiento de los diferentes personajes. Otro aspecto interesante es que la Mastermind podrá colocar rompecabezas y acertijos que deberán resolver para encontrar objetos importantes o poder abrir puertas, algo muy Resident Evil. Por ejemplo, en la primera zona que jugamos, los supervivientes debíamos encontrar las partes que se utilizaban para reconstruir una estatua que abría el acceso a la siguiente zona.

Los supervivientes 

Aunque la tipología de juego sea bastante clásica, jugar en el equipo de los supervivientes también es divertido. El juego se divide en tres fases a través de tres zonas (con rompecabezas específicos para cada una) que se cruzan. Los supervivientes ganaran si pueden abandonar la tercera zona. Al comienzo de cada partida, los supervivientes tienen 5 minutos para alcanzar su objetivo final. Si matan a los zombies, desactivan las cámaras de vigilancia o terminan rápidamente un área, ganaran tiempo para la siguiente fase. Por otro lado, si un jugador muere, pisa una trampa, etc., el equipo pierde tiempo. Por lo tanto, es esencial tener en cuenta el tiempo en todo momento.

En cada área los supervivientes podrán resguardarse en una especie de sala de seguridad, donde los jugadores estarán seguros y tendrán acceso a una caja fuerte. Este caja te permite gastar los créditos, llamados Umbrella Credits, obtenidos realizando acciones durante el juego o recuperándolos desde cualquier parte del mapa. Estos cofres permiten comprar varios artículos como armas, hierbas azules, verdes o amarillas, granadas o incluso tablas de madera (utilizables como armas). Y en cuanto a la munición, cabe señalar que sólo hay un tipo de munición para todas las armas (excepto las de un solo uso).

La comunicación también es muy importante. Por ejemplo, es una buena idea hablar con otros jugadores para determinar quién hará qué. 5 minutos es muy poco tiempo, por lo que tendremos que economizar los movimientos y las acciones cuando el pánico y el caos esté en su punto de ebullición.

Una cuestión de equilibrio

En la demo, del lado de los supervivientes, había cuatro personajes jugables. Matt Walker explicó sobre esto último que habrá un sistema de niveles con la posibilidad de desbloquear nuevas habilidades. En la demostración, cada personaje tenía habilidades preestablecidas y no era posible cambiarlas. En cuanto a las clases, en esta versión de prueba, había cuatro clases: Hacker, Soporte, Daño y Tanque.

Las habilidades de cada uno son realmente diferentes y será muy importante combinarnos bien con el resto de jugadores para tener éxito. Hay que señalar, a día de hoy, que los supervivientes están claramente en una posición débil en este Project Resistance. De hecho, el equilibrio es el mayor defecto del Proyecto REsistance en este momento. De todas las partidas que jugamos, en sólo una ocasión el equipo de los supervivientes logró hacerse con la victoria. 

Todas las demás partidas terminaron sistemáticamente con una victoria para la Mastermind, porque ésta tiene tantas posibilidades y poderes que los supervivientes rápidamente se encuentran indefensos ante semejante poder. La única manera de salirte con la tuya cuando eres un superviviente es conocer de memoria los mapas y haber entendido de inmediato dónde están los mecanismos, los elementos para resolver los acertijos, armas, etc. Esto es algo en lo que Capcom tendrá que trabajar antes del lanzamiento de Project REsistance.

Todavía hay trabajo por hacer.

Otro problema, es que técnicamente la demo que pudimos probar presentaba muchos fallos. Había algún que otro bug, problemas de colisión y problemas con la cámara. Durante nuestro última partida, mi personaje se encontró luchando con un perro zombie invisible que seguía atacándome sin aparecer nunca en pantalla. Además, los compañeros de equipo pueden obstruir la visibilidad y bloquear la cámara cuando están cerca uno del otro. Por lo tanto, los desarrolladores de Capcom tendrán que revisar todos estos elementos. Pero una vez más, el nivel de progreso del proyecto sugiere que las cosas cambiarán bastante antes de su lanzamiento oficial. El productor Masachika Kawata, durante la presentación para los medios, nos comentó que el juego “aún está en desarrollo”, por lo que es normal de todas maneras haber experimentado todos estos problemas. 

La estrategia de Capcom con este juego da la sensación de que dejará que la prensa y los jugadores ofrezcan sus propias impresiones del juego, para así determinar cómo continuar con el proyecto. Capcom permitirá a algunos jugadores probar Project Resistance durante una beta cerrada que tendrá lugar del 4 al 7 de octubre, con una fase de registro entre el 12 y el 19 de septiembre. Project REsistance estará disponible en Xbox One, PS4 y PC, pero esta fase beta cerrada sólo estará disponible para los usuarios de consolas de Microsoft y Sony.

¿Habrá algún modo historia?

En su estado actual, Project Resistance es ante todo un concepto de juego, por lo que no hay una historia real de la que hablar. Cuando preguntamos a Matt Walker sobre si el juego tendría una narrativa al estilo Resident Evil, este comentó que habría una pequeña base argumental, pero que la historia no estaba más trabajada que eso por el momento. Masachika Kawata, nos comentó que el juego tendrá también una campaña offline, aunque no sabemos aún si esto quiere decir que habrá un modo historia al uso. El secuestro de estos supervivientes de Raccoon City ocurre durante lo que ellos llaman el “brote de zombies”. Esto es por lo tanto, un momento sin definir entre Resident Evil 2 y antes del final de Resident Evil 3 que, como recuerdan los fans de la serie, (SPOILER) termina con la destrucción de Raccoon City.

Una pregunta que obviamente me vino a la mente al final de esta sesión a puerta cerrada, es la forma que tomará este Project Resistance cuando sea lanzado. El concepto tiene el potencial de ser muy divertido, pero parece difícil venderlo como un juego en sí mismo, incluso si se lanzan más mapas, más personajes, etc. Esto podría ser potencialmente un título Free-to-Play de manual, en el que Capcom ganaría dinero con micro-transacciones.

Masachika Kawata durante la presentación en el TGS 2019

Otra posibilidad sería que este Project Resistance complementara otro episodio de Resident Evil. Podría ser, por ejemplo, el modo multijugador de un posible remake de Resident Evil 3, sabiendo que en términos de cronología está ocurriendo al mismo tiempo. Project Resistance también podría ser el modo multijugador de un posible Resident Evil 8. Ninguno de ellos ha sido anunciado, así que esto es pura especulación.

¿Qué nos pareció Project Resistance?

El concepto detrás de Project Resistance es realmente interesante. Está claro que la falta de inventiva no es algo que se pueda achacar a Capcom. El sistema de juego es sumamente interesante y es divertido de jugar, pero todavía hay mucho que mejorar antes de que el producto en su conjunto se vuelva realmente convincente. Y como se ha escrito anteriormente, tenemos mucha curiosidad por saber en qué forma se lanzará este Project Resistance. Capcom quiere utilizar los comentarios de periodistas y jugadores para mejorar su producto. La situación actual nos lleva a creer que el este proyecto no será lanzado hasta dentro de mucho tiempo, y que pueda ser incluido con otro juego de Resident Evil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.