Según cuenta el estudio colapsó y no podían llevarlo a cabo.

Uno de los grandes juegos que nos dejó de herencia la primera Xbox fue Crimson Skies: High Road To Revenge, un juego lanzado en 2003 y que por suerte podemos disfrutar hoy en nuestra Xbox One gracias a la retrocompatibilidad también con la Xbox original, siendo este uno de los primeros títulos en llegar a esta característica. El juego de aviación ofrecía unos gráficos punteros y disfrutaba de una excelente jugabilidad calando así entre la comunidad de jugadores.

Todas las mejoras que traen los juegos de la Xbox Original

A pesar de lo dicho, el juego desarrollado por Microsoft y FASA Studio no tuvo una secuela, a pesar de que este ya se tratase de una interpretación de uno que salió en el año 2000 para PC. Ahora en unas recientes declaraciones con el portal IGN, Mitch Gitelman, el productor ejecutivo del título, ha esclarecido las dudas sobre cuál fue el impedimento para realizar dicha secuela.

Según cuenta el desarrollador “High Road to Revenge merecía una secuela. Ese equipo merecía una continuación”. Sin embargo  en aquella época  FASA Studio trabajaba en varios proyectos. Pero Microsoft quería que cada equipo se enfocara en el desarrollo de un solo título. ”En ese momento, Microsoft decidió, y Shane Kim pidió específicamente, que cada estudio se enfocaría en un solo juego, y estábamos haciendo Shadowrun y Crimson Skies simultáneamente; además, trabajábamos en MechAssault y esas cosas, y simplemente todo colapsó”, comentó Gitelman. Con esto parece ser que el estudio no dio abasto, y que la idea de hacer una secuela quedó en el olvido.