Os presentamos uno de los juegos más particulares lanzados en Xbox 360.

Deadly Premonition, uno de los juegos de culto de esa gran consola llamada Xbox 360 ha cumplido nueve años este 2019. Hablamos de un juego que llegó sin levantar expectación en 2010 y que sólo costaba unos 30 euros, algo que sin duda llamaba la atención del potencial comprador (puedes leer el análisis de Comunidad Xbox aquí). Sin embargo, la experiencia de juego que proporcionó a los que pudieron probarlo en el lanzamiento fue mucho más allá de la típica experiencia de juego normal. Cuando ponías las manos en él por primera vez, lo primero que todos pensamos era que estábamos ante un juego que debería haber sido lanzado en la primera Xbox, antes que un juego de la generación en la que había sido lanzado, pero cuando avanzábamos un poco por esa trama claramente inspirada en la serie de culto Twin Peaks, nos dábamos cuenta de que estábamos frente a un juego totalmente diferente. El misterio que rodea a un extraño asesinato, por no mencionar a los extraños habitantes de la ciudad en la que se desarrollaba la historia, proporcionó una experiencia sin parangón en el mundo de los videojuegos hasta la fecha.

Se podría pensar que un juego que ya parecía de otra generación en 2010 podría parecer aún más anticuado hoy en día. Sorprendentemente, el encanto del título aún se las arregla para brillar en Xbox One, plataforma donde el título está disponible para ser disfrutado gracias a la retrocompatibilidad.

Ciertamente, es un poco chocante ver lo bien que se mantiene este juego en 2019. Las partes que engancharon a los jugadores hace años siguen teniendo el mismo encanto hoy en día. Estos incluyen el particular elenco de personajes mencionado anteriormente. Al igual que las obras de David Lynch, cada persona de la ciudad donde se desarrolla el título es un personaje totalmente distinto a los demás y que nos chocará la primera vez que lo conozcamos. También es verdad que algunos de ellos son más únicos que otros. Sin embargo, no hay personaje más excéntrico que el propio protagonista, el agente del FBI Francis York Morgan. Aunque en muchos sentidos este personaje nos recuerda poderosamente al agente Dale Cooper de la serie de culto de David Lynch, Twin Peaks, este ofrece rasgos de carácter únicos y que nos sorprenderán durante la trama. Algo que nos sacará una sonrisa, sobre todo a los cinefilos, es cuando York comienza a divagar sobre películas mientras conduce por la ciudad de Greenvale.

Ver a los personajes de este juego interactuar es fascinante por más de una razón. No sólo podrás ver cómo evoluciona el misterio y aprender más sobre los sórdidos secretos de cada persona, si no que también encontrarás un montón de momentos divertidos y, a veces, francamente extraños y que nos dejarán “el culo torcido”. A pesar de ser personajes creados para un videojuego, a menudo también parecen “sobreactuar”, como si de un actor novel se tratara, provocando más de una carcajada al jugador. Mientras que Deadly Premonition se centra en descubrir la identidad de un asesino, todas las escenas divertidas y los diálogos harán que los jugadores bajar la guardia. Esto también, sin embargo, hará que sigas jugando y que te metas aún más en la perturbadora historia. A través de estas interacciones comenzaremos a familiarizarnos con cada personaje, conociendo todo tipo de detalles sobre ellos (y cuando digo de todo, es TODO).

Por si las conversaciones con los personajes que habitan en el juego fueran poco, tendremos mucho que hacer en este pequeño pueblo, que sigue el ya habitual sistema de mundo abierto. Sí, tendremos que seguir la trama general para finalizar el título, pero también podremos relajarnos con multitud de misiones secundarias. Y es que la mayoría de los residentes de Greenvale tienen una variedad de solicitudes extravagantes que sólo un agente del FBI puede cumplir. Estas van desde rompecabezas, hasta misiones de búsqueda y mucho más. A veces las recompensas valen especialmente la pena (como conseguir un coche nuevo). Otras veces, la recompensa es simplemente aprender una nueva faceta sobre la vida de un personaje. En poco tiempo, te darás cuenta de que has pasado veinte horas o más jugando sin darte cuenta.

Pese a todo lo bueno de este título, hay algunos aspectos de Deadly Premonition que ya eran molestos en 2010 y que a día de hoy se han vuelto aún más engorrosos. Principalmente, el combate sigue siendo sumamente aburrido. El problema de combate más flagrante es probablemente que nuestro personaje no puede correr y disparar un arma al mismo tiempo, algo que veíamos en los Resident Evil de hace 20 años. También nos encontraremos con combates que se alargan más de lo debido, algo que provocará el hastío entre muchos jugadores.

A pesar de estos problemas, el resto de la experiencia sigue siendo igual de divertida  y particular que en Xbox 360 hace 9 años. Esto sin duda habla muy bien de Deadly Premonition y de porqué se convirtió en un título de cutlo. Es verdad que parecerá que estemos jugando a un juego de la primera Xbox a veces, pero este es sin duda un título que todo aquel que quiera probar cosas diferentes debería tocar. La trama y el misterio que rodea a los asesinatos guarda muchos misterios y cada personaje nos contará cosas que nos liarán todavía más para descubrir qué diantres es lo que ocurre en este misterioso pueblo. Por si fuera poco, explorar la ciudad de Greenvale y las misiones secundarias no es ni mucho menos tan aburrido como lo es en otros títulos de mundo abierto. Por tanto, si nunca has jugado a este juego antes, Deadly Premonition es sin duda una opción que gustará a aquellos que busquen diferentes. Aquellos que lo han jugado antes también deberían volver a visitar Greenvale.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.