Giros, acrobacias, Takedowns y diversión asegurada con uno de los títulos de conducción arcade más recordados de la pasada generación

Hace una década, Criterion lanzó al mercado el último título de la saga con Burnout Paradise. Una ciudad entera se ponía a nuestra disposición, llena de eventos, detalles en cada rincón, y sobre todo, tenía lo que sus antecesores hicieron grande el nombre Burnout: pura diversión, frenetismo y velocidad en cada calle de Paradise City.

Pese a que el ex director de EA dijo que no les interesaban las remasterizaciones, aquí tenemos Burnout Paradise Remastered, con soporte 4K cuando sea posible y 60 fps que le otorgan una sensación de velocidad y suavidad que son su mejor baza.

burnout paradise remastered

El juego es prácticamente calcado al original, a excepción de la subida de resolución, mayor tasa de imágenes por segundo y todos los contenidos de pago que salieron en la pasada generación incluidos. Nos dejan en Paradise City con la total libertad de recorrer sus interminables calles llenas de eventos de carreras, caza al rojo vivo, acrobacias y batallas de Takedowns que tan buenos momentos nos hacen pasar.

Porque eso es lo que ofrecía en su día el título hace diez años, que de hecho podía disfrutar todo aquel que tenga Xbox One ya que es retrocompatible y muchos de nosotros tendremos en nuestra biblioteca por los Games With Gold. Pura diversión de conducción arcade y acción brutal que engancha desde el primer acelerón, te mantiene pegado al mando y aunque te digas a ti mismo “una carrera más y lo dejo“, sabes que al final te liarás con algún evento, un coche al que derribar para añadir a tu colección o un salto que ves a lo lejos para alcanzar los carteles de desafío repartidos por toda la ciudad.

burnout paradise remastered

La razón de ser de esta remasterización, se supone que está en el lavado de cara gráfico referente a la resolución más alta, 1080p en consolas base y 4K cuando esté disponible en Xbox One X. Además, la tasa de imágenes por segundo es mayor, y los 60 fps le sientan muy bien a este título donde lo que prima es la velocidad y una gran cantidad de detalles en la ciudad como el tráfico de vehículos. Esto implica muchos elementos en pantalla, cruces con semáforos y lo que sería un tráfico relativamente normal en una ciudad de estas características.

Pero hoy en día estamos tan acostumbrados a confundir Remaster con Remake, que casi olvidamos que estas revisiones son lo que son: el juego original con mayor resolución y rendimiento. Me faltan detalles en las texturas, mejoras considerables que no están y que no hacen llegar al juego a la altura técnica de títulos actuales como Need for Speed o Forza Horizon 3.

Entonces, ¿era necesario publicar este Burnout Paradise subido de resolución en esta generación? Pues la baza de haber pasado una década desde el debut del original y la imposibilidad de jugar el título en plataformas como PS4, carente de la retrocompatibilidad de Xbox One, para acceder a un público más joven que no probó esta maravilla arcade, dicen que si.

En definitiva, visualmente luce muy bien, pero lo que tienen las auténticas remasterizaciones limita mucho la sorpresa gráfica que si poseen los juegos de la actual generación y los que están por venir. También hay que admitir, que las físicas de colisión siguen dejándome perplejo en cada cámara lenta al chocar con algo, hacer un takedown y observar como nuestros adversarios se convierten en chatarra esparciendo sus piezas por toda la calzada es asombroso.

burnout paradise remastered

Sin embargo uno de los puntos más flojos de Burnout Paradise Remastered, es el sonido en referencia a los efectos especiales. Son algo simples en su mayoría o genéricos, lo que muestra en este punto una falta de interés por parte de Criterion en haber añadido alguno a su título.

La banda sonora sigue siendo igual de potente y cañera, pero la falta de variedad quizás pese para el público al que podría captar. Pero siendo egoísta, ya que me encanta el rock, me produce tal sensación de euforia escuchar a Guns N Roses, entre otros, que no la cambiaría por nada.

Otro punto a favor en lo referente al sonido, ya fue en su día el excelente doblaje al castellano de un locutor con mucho carisma, que infunde personalidad y un punto gamberrete que no pasa de moda.

burnout paradise remastered

Por lo demás lo único que cambia es la inclusión de todos los vehículos de pago y el único DLC que ampliaba el mapa con una gran isla, la cual tiene sus propios eventos y características. A continuación todo el contenido extra:

  • Party Park
  • Legendary Cars
  • Toys
  • Boost Specials
  • Cops and Robbers
  • Big Surf Island
  • Cagney
  • Burnout Bikes
  • DLC Year of Paradise

Los vehículos incluidos en los DLC ya aparecen desbloqueados, lo que le da variedad a nuestra forma de conducir o afrontar según qué pruebas, pero puede que a alguno (como a mí) le reste algo de emoción al no tener que desbloquearlos, aunque seguro que ya aparecerá algún modelo al que haya que darle caza.

Sigue pecando en lo mismo que el original, donde el control del vehículo a veces se hacía algo tosco y podría hacer que nos estampáramos con cualquier elemento de la ciudad. Pero esto no deja de ser una nimiedad por la excelente jugabilidad que atesora el juego, que entre eventos de carrera que se regeneran al subir de categoría en el carnet, desafíos y coleccionables, pueden hacer el juego casi interminable. Y más con su modo online con servidores más actuales que prometen alargar la experiencia mucho más allá del juego individual.

burnout paradise remastered

En definitiva y como conclusión, si quieres disfrutar de uno de los juegos de conducción más divertidos de la pasada generación, con más calidad visual y mejor rendimiento además de todo el contenido extra de pago que salió para el original, puedes hacerte con Burnout Paradise Remastered y perderte en su enorme ciudad con diversión en cada cruce.

Y como reflexión personal poseyendo una Xbox One X, y habiendo visto lo que han sido capaces de hacer con títulos de Xbox 360 con mejoras para la consola premium de Microsoft, me hace pensar en que una acción de este tipo le hubiera sentado de maravilla a Burnout Paradise de la anterior generación, con lo que igual esta versión no hubiera hecho falta.

Burnout Paradise Remastered

39.99
8

Gráficos

7.8/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

8.0/10

Duración/Diversión

8.5/10