El culebrón de Crytek con el apartado gráfico de Ryse no se acaba y se abren nuevas posibilidades.

Ryse para Xbox One

Cevat Yerli, director ejecutivo de Crytek, ha defendido a través de Twitter la decisión de ejecutar Ryse: Son of Rome de manera nativa a 900p, en lugar de 1080p, como se planeaba inicialmente, si bien se reescalará a esta resolución.

Yerli explica que además se ha reducido la carga poligonal del protagonista, eliminando polígonos que no eran perceptibles, y que esto ha permitido ofrecer un mayor nivel de detalle, mejor sistema de sombreado y mayor fluidez.

Para demostrar que, según él, no ha habido ningún “downgrade” –reducción de la calidad gráfica– que se pueda apreciar a simple vista , ha publicado una comparativa en la que podemos ver la primera versión mostrada y la última en la que están trabajando por el momento.

Os dejamos con la comparativa, siendo la superior la más antigua y la de abajo la actual.

Tweet_ryse

Pero aún tenemos más, y es que horas después del dicho tweet, ha anunciado que con las optimizaciones registradas a través de esta mejor gestión de los gráficos, la posibilidad de recuperar los 1080p nativos vuelve a escena, si bien, tal como muestra en un nuevo tweet, todo dependerá de que el rendimiento no se vea afectado. Es por tanto, una previsión, con pies de plomo, más que un anuncio, pero puede que en los próximos días vuelva a escena para concretar el cambio, ya que , no cabe duda que todos deseamos que llegue a esa resolución de 1080p.

Tweet_ryse 2

Este culebrón no termina, ¿Cómo pensáis que acabará?