La conocida web que analiza todos los aspectos técnicos en los videojuegos nos brinda un video donde describe las diferentes modalidades gráficas de Monster Hunter World.

Todo el mundo está hablando de Monster Hunter World, la última gran obra de Capcom que sin querer come nuestras horas de sueño gracias a su adictiva propuesta jugable. Lo cierto es que, pese a todas las buenas palabras que se ha llevado (podéis corroborar las nuestras pinchando en su análisis), hay gente que no está conforme con el apartado visual que destila el título, pese a contar con tres tipos diferentes de visualización. Muchos han sido los rumores y comparativas respecto al tema, pero por fin tenemos el vídeo de Digital Foundry donde explica, de forma más concisa y detallada, los problemas, defectos y virtudes que acarrea Monster Hunter World tanto en Xbox One, Xbox One X, PS4 y PS4 Pro.

En forma de resumen, nos centraremos en la noticia en explicar brevemente las diferencias que existen entre las versiones de Xbox One X y PS4 Pro, que son las que más llaman la atención y donde el juego está más optimizado. Para quien no lo sepa, Monster Hunter World en estas versiones nos ofrece la posibilidad de elegir el modo gráfico que más nos guste: con resolución fija (4K), con mejora de rendimiento (con bloqueo de los frames por segundo) o mejoras gráficas (mayor nivel de detalle, sacrificando resolución y fps).

Es curioso encontrar pros y contras en ambas versiones. Por ejemplo, empezando con el modo de resolución fija, PS4 Pro gana en número de pixels (3200×1800) comparados con los de Xbox One X (3072×1728). Que esto no asuste a los usuarios de la bestia negra, porque pese a que la consola de Sony tiene más resolución, esto sólo se nota en situaciones estáticas, ya que cuando nos movemos ofrece una sensación de borrosidad que no encontramos en Xbox One X. 

En términos de bloqueo de la tasa de frames, pese a que Xbox One X destaca siginificativamente en rendimiento (alrededor de 45 fps) en comparación con PS4 Pro (unos 40 fps), nunca se produce ese citado bloqueo, con variaciones de los fps dependiendo de la zona que visitemos, los enemigos en pantalla o el follaje de la zona. Casi que podemos descartar esta modalidad en ambas plataformas porque no cumplen exactamente con lo prometido a la hora de ofrecer una tasa de frames estables.

Por otro lado, hablando de la distancia de dibujado y la cantidad de elementos en pantalla que derivan de su modo gráfico, PS4 Pro se presenta ligeramente superior a Xbox One, aunque ambas consolas alcanzan resultados muy parejos (la comparación es más evidente si comparamos PS4 con Xbox One). Salvo por este modo, donde Sony supera por poco a Microsoft, en el resto no podemos tener queja alguna, con un resultado más que satisfactorio que nos harán vivir una experiencia gratificante dentro de Monster Hunter World. Si queréis apreciar por vosotros mismos estos cambios, os aconsejamos que echéis un ojo al vídeo subido por Digital Foundry.