El evento comenzó anoche y durará hasta el día 25 de julio.

Rare ha lanzado su último evento para Sea of Thieves, The Sunken Curse, que asigna a los jugadores la tarea de destruir un montón de estatuas de sirenas en las profundidades marinas.

Estas estatuas malditas son fáciles de ver, ya que brillarán con un fuerte color rojo. Para el desafío, los Bilge Rats están encargando a los aventureros que destruyan todas las estatuas que encuentren, aunque como todas ellas regeneran la salud, se necesitará un poco de trabajo en equipo. Sin embargo, no se necesitan más de cuatro jugadores para destruir cada estatua, según Rare.

Además, los piratas podrán hacerse con nuevos objetos del fondo del océano, incluyendo artefactos, cráneos y cofres de tesoros.

Entre otras cosas, los jugadores podrán obtener tres títulos únicos de Bilge Rats que pueden ser equipados directamente desde el arcón de la vanidad, mientras que una nueva bandera con el tema de Bilge Rats también está disponible.

Rare también ha estado ocupada arreglando detalles técnicos, por lo que hay un montón de correcciones de errores. Echa un vistazo a las notas completas del parche aquí.

Ya de cara al futuro, Sea of Thieves recibirá un montón de DLCs a finales de este año, incluyendo Forsaken Shores en septiembre.