La entrega de Call of Duty de 2019 podría estar más cerca de ser Modern Warfare 4 que un Ghosts 2.

Si algo es más probable que el sol salga en la mañana y se oculte en la noche es que en 2019 toca una nueva entrega de Call of Duty (COD), para bien o para mal la serie de Activision ha demostrado durante el pasado 2018 que aún puede llamar a millones de jugadores frente a competidores tan importantes como Red Dead Redemption 2 o Fortnite.

Y más claro aún que toca un nuevo COD es el saber que detrás de esta nueva entrega está Infinity Ward, estudio que si somos honestos no ha conseguido dar en la tecla en lo que va de generación, siendo Call of Duty: Ghosts el intermedio entre la guerra moderna y la futurista y Call of Duty: Infunite Warfare el llamado de atención frente al agotamiento de los jetpacks. Es cierto que el estudio tiene un gran reto con la entrega de este año y de allí que sea tan importante el saber cual será el título de este nuevo Call of Duty, y es que sin lugar a dudas será su declaración de intenciones.

Ha sido gracias a la web Charlie Intel que nos  hemos podido enterar que Ashton Williams, gerente de comunicaciones en Infinity Ward, ha estado compartiendo algunas imágenes relacionadas con fantasmas durante los últimos días. Pero ha sido Jason Schreiner, periodista de Kotaku, quien a través de ResetEra ha llegado para calmar las especulaciones y decir que no se trata de Ghosts 2.

Su mensaje es claro “It ain’t Ghosts 2!”, vaya que podemos esperar cualquier cosa menos una secuela del videojuego de 2014. Con las nuevas entregas de Call of Duty dándose a conocer por lo general más adelante durante el año habrá que estar atentos de la jugada que tengan preparada desde ActivisionInfinity Ward.