Yves Guillemot ha redactado una carta en la cual comparte sus expectativas de cara al futuro del sector.

Generalmente estamos acostumbrados a que los CEOs de las diferentes compañías solo se pronuncien en reuniones de accionistas, comunicados cortos o durante grandes eventos como el E3, por lo que el hecho de que el CEO y co-fundador de Ubisoft, Yves Guillemot, haya redactado una carta ya despierta interés de por sí.

Aquí debajo os dejaremos la traducción al idioma español de la carta del señor Guillemot, en la cual nos narra un poco sobre la evolución que ha tenido el sector de los videojuegos y cuales son sus expectativas de cara al futuro.

Hola a todos,

En los últimos 30 años, el desarrollo de videojuegos ha rastreado los cambios tecnológicos y socioeconómicos en el mundo. En la próxima década, los juegos no solo continuarán beneficiándose del avance humano y las disrupciones tecnológicas, sino que se convertirán en una fuerza líder para darles forma. Hoy, soy afortunado de trabajar con equipos creativos y motivados que aspiran a hacer grandes juegos que ofrecen enriquecimiento y diversión a millones de personas. Y a medida que más personas se conviertan en jugadores, estoy seguro de que el poder colectivo del videojuego tendrá un papel cada vez más positivo en nuestro mundo.

Los videojuegos evolucionaron rápidamente en las últimas décadas. Las consolas llevaron los arcade a la sala de juegos de las casas de las personas, y la fidelidad gráfica mejoró dramáticamente con cada nuevo ciclo de consola. La Wii hizo los juegos accesibles. El iPhone hizo juegos sensibles al tacto. Ambos introdujeron a millones de personas más a los juegos y crearon nuevas oportunidades para los desarrolladores de juegos. La proliferación global de conectividad de Internet de alta velocidad hizo que los juegos estuvieran conectados y fueran sociales, y facilitó la idea de los juegos como servicio. Las economías saludables y las florecientes clases medias de China, India y otros lugares están generando un enorme crecimiento en el número de personas que se dedican a los juegos en su tiempo libre. Todo eso palidecerá en comparación con lo que viene después.

Los juegos pronto harán más que aprovechar las últimas tecnologías y tendencias. Se convertirán en el centro de pruebas para el cambio, la realidad alternativa que ayuda a mejorar la realidad. La inteligencia artificial que simula el nuevo comportamiento de los vehículos en el juego, como la recogida y entrega sin conductor, la reducción del tráfico en red o el uso compartido de vehículos a petición de los propietarios, ayudará a los fabricantes de automóviles a inventar y mejorar sus propios servicios autónomos. Los juegos basados en Blockchain permitirán a los jugadores beneficiarse de sus logros y creaciones, generando nuevos puestos de trabajo virtuales y economías globales. Los aumentos exponenciales en poder de computación, almacenamiento y velocidad llevarán al streaming de mundos de juego realistas, sistémicos, densamente poblados y persistentes a cualquier pantalla. Esto, a su vez, permitirá a cualquier persona, en cualquier lugar, disfrutar de la exploración interactiva, la educación y el turismo. Estos son sólo algunos ejemplos entre los innumerables que aún no hemos descubierto.

Dentro de 10 años, cinco mil millones de personas estarán jugando juegos. Aunque es probable que muchos jueguen simplemente para escapar de la monotonía de su viaje matutino, muchos más utilizarán los juegos para socializar con sus amigos, resolver retos difíciles en forma cooperativa o emprender aventuras que los inspiren y forjen sus perspectivas del mundo. Estas comunidades de jugadores en crecimiento ya están presentes hoy. Cientos de millones de personas forman parte de los deportes electrónicos, construyen mapas compartidos bloque por bloque o luchan por la victoria en las arenas en línea. Miles de millones crecen con los juegos como una parte central e influyente de su cultura. En la próxima década, tomar una función activa en una comunidad de juegos, y jugar a ser reconocido como un bien social fundamental, será la norma en lugar de la excepción.

En resumen, el futuro del juego es más brillante que nunca. Como jugadores, enfrentamos pruebas juntos y mantuvimos nuestro espíritu. Hemos pasado de forasteros a líderes en la industria del entretenimiento. Nuestro próximo desafío, colectivamente, es ir más allá de los límites del entretenimiento y crear experiencias que muestren al mundo el potencial que los juegos y el juego tienen para dar forma positiva a nuestras vidas.

signature_crop