Abandonará su cargo en marzo de este año.

Activision anunció que el CEO de la empresa, Eric Hirshberg, se despide de la empresa este año. Hirshberg ha sido el principal valedor de Call of Duty durante casi una década y ha sido participe de la consecución de múltiples títulos de éxito como la ya mencionada saga de Call of Duty y las dos entregas de Destiny.

De acuerdo con un informe de GamesBeat, Hirshberg informó a sus compañeros de trabajo de su decisión recientemente y permanecerá en el cargo hasta fines de marzo cuando expira su contrato actual. Según los informes, Activision ya está ocupada buscando un reemplazo.

Durante su tiempo en la compañía, Hirshberg consiguió el acuerdo entre Activision y Blizzard y logró algunas hazañas como el éxito de Call of Duty: Black Ops II, que generó más de mil millones de dólares en ventas en tan solo 15 días. Hirshberg, un ex-ejecutivo de publicidad, aportó algo nuevo a la compañía, ya que no era parte de la industria de los videojuegos antes de unirse a ella.

Algunos de los empleados de Activision hablan de Hirshberg como “un líder inspirador que ha llevado a Activision a conseguir grandes éxitos”.

“Ser CEO de Activision ha sido un honor y una emoción”, comentó Hirshberg. “Esta es una empresa increíble. Una que ofrece experiencias geniales a nuestros fans en una escala que nadie más puede”.

No se sabe si Hirshberg, después de su marcha de Activision, seguirá en el mundo de los videojuegos en alguna otra compañía.