Las ventas digitales y el éxito de títulos como Resident Evil 2 Remake o Monter Hunter World: Iceborne le hicieron crecer un 37 por ciento

La compañía japonesa Capcom ha presentado y publicado el balance económico de 2019 y como se suele decir, con gran orgullo y satisfacción, han sacado pecho de haber tenido un gran 2019 en lo económico.

Aunque no hayan sacado tantos títulos como otros años el balance no puede ser más positivo. Este informe arroja datos como que en sus resultados comerciales consolidados durante los nueve meses terminados el 31 de diciembre de 2019, las ventas netas fueron de 52.908 millones de yenes.

El resultado de explotación fue de 18.448 millones de yenes (un 37,1% más interanual), y los ingresos ordinarios fueron de 18.702 millones de yenes (un 38,1% más interanual). Los ingresos netos atribuibles a los propietarios de la matriz fueron de 13.065 millones de yenes (un 42,3% más interanual).

En cuanto a títulos, el que más dividendos ha dado a la compañía ha sido Moster Hunter World: Iceborne, seguido de Resident Evil 2 Remake y Devil May Cry V. No vemos datos por separado de estas tres puntas de lanza de Capcom en 2019 pero sí leemos que entre los tres tuvieron una ventas netas de 40.589 millones de yenes, lo que supuso obtener unos beneficios reales de 19.885 millones de yenes.

Devil May Cry 5

En el informe de Capcom también se destaca de manera muy positiva el incremento en ventas digitales, que tienen un menos coste de producción al no haber que manufacturar un disco físico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.