La temporada 4 de Call of Duty: Warzone se retrasó en solidaridad con las protestas en Estados Unidos.

Durante los últimos días hemos visto como diferentes compañías dentro del sector del videojuego han optado por no permanecer en silencio y tomar acción en contra del racismo, siendo ahora que tras haber retrasado la nueva temporada de Call of Duty: Warzone y Call of Duty: Modern Warfare tenemos un nuevo pronunciamiento por parte del equipo de Infinity Ward:

No hay lugar para el contenido racista en nuestro juego. Este es un esfuerzo que comenzamos en el lanzamiento y necesitamos hacer un mejor trabajo. Estamos realizando miles de bloqueos diarios de nombres racistas y orientados al odio. Pero sabemos que tenemos que hacer más – y lo estamos haciendo”.

Entre las acciones que Infinity Ward empezará a realizar se encuentran el dotar de recursos adicionales al equipo de monitoreo de contenido racista, así como añadir más sistemas de reporte dentro del videojuego para aumentar el número de baneos por hora. La incorporación de más filtros y restricciones de nombres ofensivos, baneos permanentes a jugadores reiterantes y hacer más fácil el reportar contenido ofensivo también son acciones que Infinity Ward pondrá en marcha.

Visita nuestra página web con frecuencia y síguenos a través de nuestras redes sociales para estar al tanto de toda la actualidad acerca de la plataforma Xbox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.