El director de Destiny 2 sale a la palestra para expresar su opinión sobre la polémica con el último DLC.

Hace unos días os informamos de que Activision estaba “decepcionada” con los resultados financieros obtenidos por Destiny 2: Forsaken, señalando además que, aunque el juego seguía siendo muy popular entre los jugadores, esto no se traducía en los resultados económicos que la empresa estaba buscando.

A raíz de esto, Bungie decidió hablar del tema, explicando que iban a hacer lo que fuera necesario para continuar ofreciendo lo mejor para el juego, a pesar de lo que algunas personas podrían tener otros planes con la franquicia.

El encargado de hablar sobre este tema fue el director de Destiny 2, Luke Smith, que escribió un mensaje en Twitter explicando que al estudio le encanta lo que se hizo con el juego.

“No estamos decepcionados con Forsaken. Nos propusimos construir un juego que a los jugadores de Destiny les encantara, y que en Bungie también nos encanta”, explicó el director. “Construir Destiny para los jugadores que lo aman es, y seguirá siendo nuestro objetivo en el futuro.”