El pequeño, gran fan de la saga, pudo jugar al nuevo título de Fallout y recibió un servocasco firmado por Todd Howard

No es la primera vez que una compañía de videojuegos tiene un gesto de este tipo y esperemos que no sea la última. Cuando sabemos que un pequeño de corta edad sufre una terrible enfermedad incurable, que un estudio le haga feliz por algunas horas es algo para aplaudir. Más allá de que algunos puedan ver maniobras publicitarias encubiertas en estos gestos, qué más da… el pequeño Wes ha disfrutado de lo lindo.

Wes es un joven fan de la saga Fallout que sólo tiene 12 años y lleva desde los 5 luchando contra el Neuroblastoma, un terrible tipo de cáncer con una mortalidad muy alta. Hace algunas semanas los médicos dieron a su familia la terrible noticia de que los tratamientos no hacían remitir el avance de la enfermedad y que esta seguría su inexorable avance hasta el desenlace final. El pequeño Wes deseaba poder probar la última entrega de su saga favorita, Fallout 76, pero no sale hasta el 14 de noviembre

Bethesda supo de los anhelos del pequeños Wes y no dudaron en darle una alegría. Un par de miembros de la compañía, encabezados por Matt Grandstaff, director asistente, se desplazaron hasta su hogar en Virgina (Estados Unidos) para darle la sorpresa.

En primer lugar Wes recibió el servocasco que vendrá con la Power Armor Edition, firmado nada menos que por Todd Howard:

Y luego, por supuesto, pudo probar durante unas cuantas horas el juego, disfrutando de su gran momento. Por desgracia por motivos de seguridad no se pudo quedar con la copia, pero seguro que ése par de horas le supieron a gloria…

Bethesda colabora habitualmente con la fundación Make-A-Wish America que justamente se dedica a cumplir deseos de niños con enfermedades terminales. Un bello gesto sin duda de la compañía americana.

Fallout 76 saldrá para Xbox One el 14 de noviembre. Antes, en octubre, tendremos una beta cerrada.