Thronebreaker: The Witcher Tales nos proporcionará nada más ni nada menos que 30 horas de campaña para un sólo jugador.

No hay duda de que The Witcher 3 ha dejado huella, hasta tal punto que los fans de la saga pidieron a sus creadores, CD Projekt Red, un desarrollo más profundo del mini-juego de cartas que podíamos disfrutar en la aventura de rol. De esta petición y propuesta lanzada por los fans de Geralt de Rivia nació el título free to play Gwent, que recogía la jugabilidad del juego de cartas con el mismo nombre y lo ponía a disposición del jugador para batirnos en el tablero con otros usuarios. Curiosamente, la expectación inicial no se ha visto reducida, sino que aquellos que siguen animados con este peculiar “spin-off” de la saga continúan inmersos en su peculiar sistema de combate. Es por ello que el estudio no abandona a su suerte a los acérrimos a la saga y presenta Thronebreaker: The Witcher Tales, una campaña single-player con una duración bastante longeva.

Eso sí, el estudio va un paso más allá, y es que no van a quedarse en las batallas en tapetes, sino que será toda una nueva aventura RPG al uso (centrada en el juego de cartas Gwent, eso si). Esta nueva aventura abordará a la Reina Meve de Liria y Rivia, en un apasionante viaje de venganza por los Reinos del Norte.

Thronebreaker: The Witcher Tales podrá adquirirse por separado a finales de año, y todos esperamos que atesore la misma calidad que las expansiones lanzadas hasta el momento. Junto con su salida, también habrá una actualización del propio juego de cartas Gwent llamada Gwent: Homecoming, que mejorará la experiencia que ofrece esta nueva y curiosa visión de The Witcher 3.