La retrocompatibilidad sigue haciendo “su magia” con títulos de la Xbox Original

Uno de los últimos títulos de Xbox Original en llegar a Xbox One gracias a la retrocompatibilidad, fue Splinter Cell: Chaos Theory. La última tanda de retrocompatibles, al menos hasta que se lance la nueva consola de Microsoft a finales de 2020, nos trajo los primeros títulos del legendario Sam Fisher, además de obtener parches de mejora para las entregas de Xbox 360 en Xbox One X.

El canal tecnológico VG Tech nos tiene acostumbrados a subir vídeos comparando las versiones de las distintas consolas, y con este título no iban a ser menos. Chaos Theory se aprovecha de las ventajas de la emulación en Xbox One y sobre todo en la consola premium de Microsoft.

Como se puede ver en el video o también comprobando las estadísticas al completo, las versiones de Xbox One y Xbox One X bordan los 30 FPS con alguna bajada puntual a 29, e incluso alguna subida hasta los 31 cuadros por segundo. Mientras, en Xbox Original o Xbox 360 se registran unas medias de 27 y 24 respectivamente. Las bajadas son bastante notables, hasta los 14 FPS, por lo que la mejora en la emulación en la actual generación es cosa de magia.

En cuanto a la resolución, tanto Xbox Original como Xbox 360, renderizan a una resolución de 640×480. Con lo que respecta a Xbox One, la resolución se muestra a 960p nativos, mientras que en Xbox One X es donde mejor se ve el juego, con un aspecto de 2560×1920, muy cercano a los 4K. A excepción de la versión de Xbox Original, las demás usan un filtro anti-aliasing 4xMSAA.